Detrás del grito lleno de denuncia de Koeman contra el VAR, tras encadenar su segunda derrota consecutiva en la Liga, sumando solo un punto de los último nueve posibles, también se ocultan los problemas de un Barça que no tiene aún ni el plano definitivo de lo que quiere ser. Se atisba lo que busca el técnico, pero aún está tan verde que se trata de un borroso boceto. En un club sin discurso, donde el presidente tiene fecha de caducidad, es la de Koeman la única voz que se escucha.

En medio de una guerra civil del barcelonismo, incluso entre los jugadores y la junta, Koeman intenta construir su obra. El miércoles visita Turín para medirse a la Juventus en la Champions sin Piqué (sancionado). Y sin Coutinho, que sufrió en el clásico (acabó los 90 minutos) una lesión muscular dejando una puerta abierta para que Griezmann se siente en la silla que tanto pide en el centro del ataque. Todo está en pañales.

No tiene ni la plantilla que pedía. Está descompensada. Le falta el nueve que deseaba y el central que necesitaba. Dest, que ofreció una excelente imagen en el clásico, es el único fichaje que lleva la rúbrica de Koeman. No para el técnico de agitar al equipo por todos lados. Desde la pizarra –Pedri, un niño de 17 años, pasó por delante de Griezmann, campeón del mundo que le costó al club 135 millones de euros– hasta la táctica.

Valiente fue para abandonar el clásico 4-3-3 y refugiarse en el 4-2-3-1, poco habitual en el Camp Nou, aunque no lo es cuando debe revitalizar al equipo sobre la marcha. Cambia de golpe y tarde, dejando al equipo seco. Prueba Koeman y el Barça está en prueba, pagando los tradicionales pecados de juventud de un equipo que gatea, que encadena tropiezos: Sevilla, Getafe, Madrid...

Pidió hace unos días “paciencia”, lo único que hace años que no existe en el Barcelona. Una palabra que ha desaparecido del vocabulario culé, que quemó dos entrenadores en este 2020: Valverde y Setién. Él no quiere verse arrastrado por esa corriente destructiva que ha transformado el banquillo del Camp Nou en una silla eléctrica.