La quinta jornada de la Premier League deja malas noticias para el Liverpool y para el Tottenham. Los 'reds' empataron el derbi de Merseyside ante el Everton (2-2), pero la peor parte se la llevó el zaguero Van Dijk, que se rompió los ligamentos de la rodilla derecha y dice casi adiós a la temporada en la que Gareth Bale regresó al Tottenham siete años después de abandonar el club londinense al fichar por el Real Madrid. Los de José Mourinho sufrieron ayer un duro golpe al empatar con el West Ham tras dominar por 3-0 en el marcador.

El neerlandés Virgil van Dijk, central del Liverpool, será intervenido de los ligamentos de la rodilla derecha tras lesionarse el sábado en el derbi contra el Everton. El club 'red' informó ayer de que el zaguero precisa intervención quirúrgica tras la lesión sufrida al recibir una fuerte entrada del meta de los 'clubes', Jordan Pickford, en el encuentro disputado en Goodison Park.

Van Dijk tuvo que ser sustituido y tras ser examinado en profundidad los servicios médicos han confirmado la necesidad de la operación. Por el momento no se ha fijado el plazo que tendrá que estar de baja, pero se prevé que el técnico Jurgen Klopp no podrá contar con sus servicios al menos medio año.

El galés Gareth Bale debutó de nuevo ayer con el Tottenham, con el nueve en la espalda, tras sustituir al holandés Steven Bergwijn a veinte minutos del final del duelo ante el West Ham.

Bale, cedido por el Real Madrid durante esta temporada, ha tenido que recuperarse de una lesión muscular antes de estrenarse con los 'spurs'. El galés comenzó en el banquillo y saltó al campo con el marcador claramente favorable para su equipo, con 3-0 por los goles de Harry Kane, dos y del coreano Son Heung-Min.

Bale, en sus veinte minutos sobre el césped, dejó una acción marca de la casa. Una gran galopada, un contraataque que arrancó en campo propio y en el que sorteó a varios defensores para ejecutar un disparo que salió fuera por poco.

Esa acción pudo definir el partido para su equipo que terminó por empatar a tres goles. Con esa renta salió Bale que tuvo su oportunidad con 3-2, en el tiempo extra.