Partido para ver y disfrutar. Llega el primer derbi gallego de la División de Honor Plata Masculina y lo hace con ambos equipos en un gran momento.

El Acanor Novás Valinox es el actual líder de la clasificación con cinco puntos en tres jornadas y ofreciendo buenas prestaciones en este inicio de temporada, además con la sensación de que va creciendo día a día. Por su parte, el Disiclín BM Lalín, pese a ser un recién ascendido, ha sorprendido con su fuerte arranque, logrando dos victorias como locales y mostrando una gran ambición.

Y así, con estos dos rivales, y las ganas de poder estar acompañados, la directiva del Novás ha optado por desplazarse a Porriño para así multiplicar el número de seguidores y vivir ese ambiente de derbi en las gradas que tanto se añora. Frente a los 180 del primer partido en O Rosal, ahora podrán ver el choque en directo 300 personas. El club, además, pondrá un autobús a disposición de los socios.

Los locales llegan reforzados tras su rotundo triunfo en Alicante, tal y como confirma su entrenador, Álvaro Senovilla: "Llegamos a este derbi bastante bien, después de hacer un gran partido en Alicante, lo que nos permite estar más tranquilos". Además, durante la semana ha continuado el trabajo de recuperación de Pedro, Martín y Trigo y "es muy posible que sea la primera vez que podamos contar con la plantilla al completo, lo cual es muy importante", agradece el entrenador vallisoletano.

Sobre el rival, Senovilla no escatima elogios: "Para mí es una de las grandes revelaciones de la Liga. Hace un juego muy bonito de ver, fresco, y está muy bien dirigido desde el banquillo por Pablo Cacheda. Si alguien se cree que por el hecho de ser un recién ascendido será un rival fácil, se va a llevar una gran sorpresa. A nivel de juego y de trabajo, para mí es uno de los favoritos a estar entre los cinco primeros del grupo". Senovilla destaca del Lalín su contraataque y el control en el juego estático de ataque.