El Granada se impuso ayer por 1-0 al Sevilla en el Estadio Nuevo Los Cármenes, lo que le permite prolongar su buen momento de forma y situarse en cabeza de la clasificación al sumar esta campaña cuatro triunfos seguidos como local, mientras que la derrota supone para los hispalenses poner fin a una racha de 18 partidos seguidos sin perder en LaLiga.

Un gol del venzolano Yangel Herrera en el minuto 82 dio la victoria al equipo granadinista, que dominó en la segunda mitad después de un primer tiempo igualado que estuvo marcado porque los visitantes se quedaron en inferioridad numérica justo antes del descanso al ser expulsado Joan Jordán tras ver dos amarillas en apenas un minuto tras realizar sendas faltas.

Bono evitó el 1-0 con un paradón en el minuto 66 en un remate a bocajarro de Antonio Puertas en la mejor ocasión del Granada antes del gol.