Valentino Rossi dio positivo por covid-19 y se perderá el próximo Gran Premio de Aragon de MotoGP que se disputa este fin de semana.

El piloto italiano nueve veces campeón del mundo anunció en las redes sociales lo que supone un duro mazazo para sus aspiraciones de poder optar esta temporada a un Mundial muy disputado de MotoGP, después de la baja por lesión del vigente campeón del mundo, Marc Márquez. Jorge Lorenzo, piloto probador de Yamaha, podría ser su sustituto la semana que viene. Este fin de semana, sin embargo, su participación está en el aire porque la marca japonesa no está obligada a presentar dos pilotos.

"Por desgracia, esta mañana, cuando me desperté no me sentía bien. Me sentía particularmente débil y tenía algo de fiebre, con lo que llamé al momento al médico, que me hizo dos test. El resultado del test rápido PCR fue negativo, como también lo había sido el test que me hice el martes. Pero el segundo, del que me ha enviado el resultado esta tarde a las 16:00, por desgracia ha dado positivo", explicó en su comunicado por Instagram Valentino.

"Claramente, estoy muy desilusionado porque tengo que saltarme la carrera de Aragón. Me gustaría ser optimista y confiado, pero me espero que la segunda carrera en Aragón también sea para mí un 'no voy'. Estoy triste y enfadado porque hice lo mejor que pude por respetar el protocolo y aunque el test del martes había dado negativo, ya me había aislado desde que volví de Le Mans. De todos modos, es así y no puedo hacer nada para cambiar la situación. Ahora seguiré los consejos de los médicos y espero curarme lo antes posible", concluyó Rossi.El equipo Yamaha, por su parte, explicó que el estado de Rossi será seguido de cerca por el personal médico en Tavullia y que "la situación se revisará todos los días con vistas a la participación de Rossi en las próximas carreras de MotoGP". Parece difícil, no obstante, que pueda reaparecer el próximo fin de semana.