"Me encanta el número 13", decía Nadal junto a la Copa de los Mosqueteros en la conferencia a través de Zoom, cuando le preguntaron si prefería que su título en Roland Garros fuera el 12-1 que hizo popular el desaparecido Ángel Nieto. Estaba inmensamente feliz cuando entró en la sala, después de una tanda interminable de sesiones de fotografía en su pista talismán por las que debe pasar el campeón del torneo. Está acostumbrado. Es su otra oficina.

Nadal destacaba sobre todas las cosas "la actitud casi perfecta" que ha tenido desde que llegó a París. "Ni una queja. Todo positivo. No me he fallado a mí mismo", explicaba.

Ayer se emocionó en la entrega de premios igual que lo hizo, a muchos kilómetros de París, Toni Nadal en la academia de Manacor, rodeado de alumnos que vieron su victoria. Tanto su tío, como sus entrenadores Carlos Moyà y Francis Roig, su escudero y fisio, Rafael Maymó, su mánager Carlos Costa y toda su familia saben el coste que ha pagado por esa victoria.

"Muchos cuando me vean con el trofeo dirán: 'Mira, uno más, ha vuelto a ganar'. Pero estos meses de confinamiento", desvelaba, "sin jugar han sido muy complicados, especialmente a nivel físico. Me costó mucho poder volver a entrenar y ganar de nuevo Roland Garros. Es difícil no emocionarse".

Roger Federer fue de los primeros en felicitarle, aunque el triunfo coloca a Nadal en el mismo peldaño de Grand Slams que el suizo. El suizo aprovechó las redes sociales para felicitar a Nadal tras vencer a Djokovic en la final de París. "Siempre he tenido el mayor respeto por mi amigo Rafa como persona y como campeón. Como mi mayor rival durante muchos años, creo que nos hemos empujado mutuamente para convertirnos en mejores jugadores", relató Federer.

"Por lo tanto, es un verdadero honor para mí felicitarlo por su vigésima victoria en un Grand Slam. Es especialmente sorprendente que ahora haya ganado 13 títulos de Roland Garros. Es increíble y uno de los mayores logros en el deporte", señaló el tenista suizo.

"También felicito a su equipo porque nadie puede hacer esto solo. Espero que veinte sea solo un paso más en el viaje continuo para ambos. Lo haremos Rafa. Te lo mereces", añadió Federer.

Nadal se mostró feliz con las palabras del genio de Basilea. "Tenemos una gran relación y yo también me alegro por sus triunfos. Los dos, como Nole, luchamos por los mismos objetivos, pero para mí ahora es importante esta copa, volver a ganar Roland Garros".

Sobre los 20 Grand Slam ganados, que le igualan con Federer, Nadal declaró: "Para mí hoy lo más importante es este trofeo, ganar Roland Garros es lo que me hace más feliz. Cuando acabemos la carrera serán importantes esas cosas. Pero yo hago mi camino y mi felicidad no va a cambiar si tengo uno más o menos que Roger".

"Este Roland Garros es el que tiene un valor más importante en mi vida", destacó Nadal. Solo se lo amargaba la situación a nivel mundial por el coronavirus. "El título es importante para mí, pero también tiene un sabor agridulce", había dicho a Eurosport al acabar el partido. "Ganar no me hará cambiar mi visión de la tristeza de esta situación que se vive en el mundo", valoraba. "Nosotros, los tenistas, somos unos privilegiados por poder jugar torneos como Roland Garros", insistía.

Nadal aún no tiene claro qué hará a partir de mañana. Quiere valorarlo con su equipo y familia, si termina la temporada y espera a la próxima. "No sé mi calendario. Veremos si sigo o paro", dejó como duda. Que nadie dude de que en seis meses volverá a París a defender el título.