Un jugador del Frigoríficos del Morrazo de Liga Sacyr Asobal ha dado positivo en las pruebas por coronavirus de las que conoció esta misma mañana el resultado y otros cuatro presentan síntomas compatibles con la enfermedad. El club ha comunicado a las autoridades sanitarias gallegas estos hechos y aguarda instrucciones, si bien afronta ya un protocolo que obligará a plantilla y cuerpo técnico a un confinamiento por espacio de diez días. El equipo cangués, que tenía previsto realizar hoy los tests serológicos semanales, no los hará al estar el grupo ya confinado en sus domicilios y queda a la espera a que desde el Sergas se les llame para hacer pruebas PCR a todos los integrantes del plantel de jugadores y del cuerpo técnico. Asimismo, en las próximas horas se comunicará a la Real Federación Española de Balonmano y a la Liga Asobal la situación, solicitando el aplazamiento de los dos próximos encuentros de competición liguera, este sábado ante el Ademar León y el siguiente frente al Liberbank Sinfín.

El club cangués y la Concellería de Deportes de Cangas han acordado el cierre preventivo del pabellón de O Gatañal durante un par de días (tiempo en el que se estima que el virus puede desaparecer) y posteriormente se realizará una desinfección de las instalaciones. Todo ello a pesar de que no hay un contacto directo entre el primer equipo y el resto de escuadras de la base del Cangas y de que todos los conjuntos de categorías inferiores entrenan con mascarilla.

El Cangas debía jugar este sábado ante el Ademar León, club que saltó estos días a la palestra por haber disputado su encuentro ante el Liberbank Sinfín con mascarilla, siguiendo las instrucciones de la Junta de Castilla y León. Fue el primer choque de la Asobal en jugarse con mascarilla, una situación que podría haberse repetido este sábado.