10 de octubre de 2020
10.10.2020
Faro de Vigo
balonmano - División de Honor (F)

El calor del público como medicina

El Guardés se fija el reto de reaccionar ante el Pereda en un pabellón con afición en la grada

10.10.2020 | 01:59
Un lance de un partido disputado en A Sangriña a puerta cerrada.

La reacción del equipo. Eso es lo que quiere encontrar hoy José Ignacio Prades en el partido que medirá a sus jugadoras con el Uneatlántico Pereda (19.00) en un Pabellón de A Sangriña que por primera vez esta temporada contará con aficionados en sus gradas hasta un máximo de 300 personas. La tercera jornada de la Liga Guerreras Iberdrola llega para el conjunto guardés tras varias semanas de descanso en la competición en las que el trabajo de la plantilla no se ha detenido.

"La primera semana fue de descarga, la segunda ya fue más intensa; mientras, las jugadoras lesionadas continuaron trabajando en su recuperación y además las convocadas con sus selecciones también mantuvieron el ritmo", explica el técnico del Guardés, José I. Prades, quien tuvo que seguir desde la distancia el trabajo del grupo al estar concentrado primero con el 'Objetivo 2021' y las 'Guerreras' después. Esta semana, con el regreso de Paula Arcos (España), Patrícia Lima y Sandra Santiago (Portugal) y Erika Rajnojová (Eslovaquia), "el grupo al completo ya se centró en preparar el partido de mañana contra el Pereda", apunta Prades.

El mayor condicionante de la plantilla gallega sigue siendo las bajas: África Sempere, Martina Mazza, Rosario Urban y Sarah Valero continúan pendientes de sus lesiones y están descartadas para el partido de mañana siendo la extremo izquierdo Laura Morais la única que podría entrar en la convocatoria a última hora en función de sus sensaciones en la sesión de esta tarde. "Hemos tenido que hacer un replanteamiento para poder ajustar el trabajo a las jugadoras que tenemos disponibles, reduciendo el tiempo, etc.", explica el entrenador petrerí en relación a la preparación del grupo.

Esta tarde, el Atlético Guardés, con una victoria (Lanzarote) y una derrota (Bera Bera) tiene una oportunidad para resarcirse y empezar a marcar su camino en esta tanda de tres jornadas consecutivas para el mes octubre: "Espero que jugando en casa y además con público se vea la reacción del grupo y saquemos lo que no supimos hacer en Donosti", desea Prades. El técnico apunta que es un "buen momento, a pesar de las bajas, para que el grupo haga clic". Ya en frío, el técnico confiesa que "el resultado contra Bera Bera fue más doloroso de lo esperado; en la segunda parte nos desconectamos y lo pagamos caro, aún así hubo detalles positivos", analiza. Pereda, Zuazo y Aula Valladolid esperan en el horizonte más inmediato para "seguir sumando en tres partidos muy complicados con puntos que van a valer y decantarán quién está arriba y quién abajo", vaticina Prades.

En relación a su rival de hoy, el Uneatlántico Pereda de Santiago Abascal que se estrena en la Liga Guerreras Iberdrola, Prades señala que "han mantenido al grueso de jugadoras del ascenso y han sabido elegir muy bien a sus refuerzos".

Una de las mejores noticias de cara a este encuentro es, sin duda, que habrá público en las gradas: "Todo el mundo está esperando el regreso del público a A Sangriña, el club y la junta directiva está trabajando mucho para que todo vaya bien", dice Prades, y es que hasta 300 espectadores podrán disfrutar del partido. Tras jugar a puerta cerrada contra el Lanzarote-Puerto del Carmen, la situación epidemiológica de A Guarda permite que este encuentro pueda celebrarse con público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook