El Cádiz, con nueve jugadores por las expulsiones en la segunda parte de Carlos Akapo y Álvaro Negredo, logró la primera victoria liguera de su historia en San Mamés gracias a un gol en propia puerta de Unai López en el minuto 56 de partido.