Su victoria en las dos mangas en la prueba del Campeonato de España de Motocross en categoría sub 18 disputada en Montearagón hace que Yago Martínez (Yamaha Ausió) se presente este fin de semana en Mantova (Italia) con la ilusión de hacer un buen papel en el Campeonato de Europa. Su buen hacer en una temporada tan atípica por la pandemia refuerzan su ilusión: "Fue muy bien y ha sido un buen entrenamiento para este fin de semana", reconoce el piloto. El parón en el campeonato ha impedido que el porriñés se consolidase en la categoría MX2 este año, a la que acababa de llegar tras ganar el campeonato de España sub 18 la pasada temporada. "Ha sido muy difícil dar el paso; en las primeras carreras del año estaba muy fuerte físicamente y esto de la cuarentena ha sido duro sobre todo a nivel psicológico, ya que nos ha hecho perder la forma física y hemos tenido que volver a empezar otra pretemporada; ha sido duro, pero nos hemos adaptado y ahora que volvemos a estar fuertes vamos a dar el paso que teníamos que haber dado a principios de año", indica. "Todo esto ha sido como caerse y volver a levantarse", confiesa.

Ahora el calendario depara retos interesantes como una "triple cita" (sábado, martes y sábado) en Italia puntuables para el Campeonato de Europa y, a continuación, el Campeonato del Mundo en Madrid, el 10 y 11 de octubre. "Si consigo estar ahí sería mi debut en un Mundial", anhela. "Es difícil porque no es cuestión de pagar una inscripción y correr, tienes que pasar una serie de filtros y depende de la Federación Mundial. Si quieres correr en Madrid tienes que solicitar la carrera, que ya la tengo solicitada, y es la FIM la que decide si corres o no", explica. "Esperemos que me dejen correr, porque debutar en un Mundial en España sería lo mejor del mundo", asegura.

Así que estas tres pruebas del Europeo en Mantova (ciudad italiana ubicada en la región de Lombardía) será vital para lograr ese anhelado billete: "Aquí hay mucho nivel y estoy muy contento de poder venir a correr aquí". "Estoy muy motivado y con muchas ganas de mostrar todo el trabajo que hemos estado haciendo en el equipo. Es difícil porque el ritmo que tienen en estas carreras es especial, bastante más alto al que estamos acostumbrados a tener y la única forma de conseguir este ritmo es haciendo carreras en este nivel. Ya que son las primeras estoy seguro de que nos va a costar un poco adaptarnos al ritmo que llevan aquí, pero ya lo hacemos también pensando en el año que viene", avanza. Ahí sí que el reto será estar "en las posiciones de delante".

Por ahora, a causa de la pandemia, las carreras se están haciendo a puerta cerrada y pese a las restricciones impuestas en Madrid, no parece que el Mundial, que se disputará en el circuito intu Xanadú, en Arroyomolinos, corra peligro. "Está todo muy controlado y todos los pilotos nos sometemos a varios controles. Por ejemplo, para esta triple cita en Italia nos hemos sometido a una PCR antes de ir, otra al llegar y tenemos que hacernos otra cada cinco días", expone. En las pruebas de Italia han adecuado una zona cercana al circuito para poder tener algo de público. "No sé si son unos 1.000 espectadores diarios, pero es que un Campeonato del Mundo suele acoger, como mínimo, a unas 50.000 personas; hacerlo a puerta cerrada o con poco público va a ser un poco raro porque el ambiente no es el mismo", reconoce Martínez, que sin embargo valora poder volver a competir tras el largo parón. "Tengo muchas ganas de salir a pista ya, cuanto antes. El objetivo no es ninguna posición, simplemente centrarnos y recordar todo el trabajo que hemos estado haciendo y el resultado vendrá solo".

Son muchos pilotos inscritos de los cuales solo entran 40 para las mangas finales: "Lo principal será primero entrar en las finales y luego, dar lo mejor hasta la última vuelta". La estrategia será ir "día a día y carrera a carrera".