El Balonmán Atlético Guardés prepara su asalto al primer título de la temporada, la XLI Copa de la Reina, que se disputa esta semana en la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre. Las guardesas se medirán el jueves (15.30) en cuartos de final al Aula Alimentos de Valladolid. La preparación del desplazamiento conlleva los trámites propios de esta época de pandemia.

Dentro del estricto protocolo sanitario definido por la Real Federación Española de Balonmano se marca como obligatoria la realización de pruebas PCR a toda la expedición, cuyo coste sufraga el ente federativo hasta 20 personas. Ayer por la mañana las 24 personas que forman la expedición del Guardés, entre jugadoras, cuerpo técnico y chóferes, se han sometido a esta prueba de detección del Covid-19. El Laboratorio Valenzuela ha sido el encargado de realizar las pruebas, cuyos resultados entregará al club hoy a las 20.00.

Tras comprobar que todos los expedicionarios están en condiciones de viajar, el Guardés iniciará el desplazamiento en autobús a las 23.00 horas, haciendo noche en carretera. La llegada a Alhaurín de la Torre está prevista para el miércoles a las 11.45. Prades ha programado un entrenamiento ese día a las 16.00 horas. El entrenador petrerí se lleva a toda la plantilla, compuesta por África Sempere, Sandra Santiago, Martina Mazza, Lorena Pérez, Estefanía Descalzo, Míriam Sempere, Paulina Pérez Buforn, Patrícia Lima, Cristina Barbosa, Rosario Urban, Paula Arcos, Sara Valero, Carla Gómez, Marisol Carratú, Erika Rajnohová, Laura Morais y Daniela Moreno. Prades estará acompañado en el cuerpo técnico por Fabio Lima, Mariano Hernán y Pedro Aznar.

La Copa se iniciará con el partido Super Amara Bera Bera-Elche. Si el Guardés supera al Valladolid, se medirá al ganador de este choque, supuestamente el Bera Bera. Los cuartos de final por el otro lado del cuadro son Liberbank Gijón-KH-7 Granollers y Rincón Fertilidad Málaga-Rocasa Gran Canaria.