Tirán se llevó finalmente el gato al agua. Su victoria en la última jornada de la Liga Gallega devolvió la igualdad a su duelo con Samertolaméu (cinco victorias y cinco segundos puestos para cada uno) pero el reglamento decía que esta situación se resolvería a favor de quien ganase la última prueba en A Pobra. Y esos fueron los remeros de Tirán. Puebla en la Liga B y Cabo da Cruz en la Femenina completan el cuadro de campeones.

Ayer todas las pruebas se celebraron con dos equipos por serie a causa de las bajas mareas y como es habitual en A Pobra, con campo de regatas de seis largos y cinco viradas, pero ello no restó en absoluto competencia y brillantez a la jornada.

La mañana que se inició con las cinco series de la Liga A y los equipos de dos en dos, el interés y las emociones se fijaron en la última en que se enfrentaban directamente Tirán-Pereira y Samertolaméu-Oversea. Dos titanes en busca de una victoria absoluta que se definiría a favor del que resultara vencedor de la serie. En los primeros largos los dos equipos mantuvieron absoluta igualdad. Ninguna proa se abría hacia la victoria. Pero en la segunda virada Samertolaméu tuvo problemas con la pica y ese momento de duda lo aprovechó Tirán que puso su proa por delante. A partir de aquí iba poniendo metro a metro agua por medio y superó hasta cuatro-seis segundos por delante. Tirán con ritmo exultante y optimista puso la caldera a todo vapor, mientras Samertolaméu parecía perder fuelle al verse superado por sus rivales y vecinos con el título al final. Los dos últimos largos Meira aflojaba y Tirán metía más fuego en la caldera. La entrada en meta reflejó la alegría de los vencedores que alzaron los brazos y luego ondearon la Bandera de la Xunta como campeones de la Liga Gallega de Traineras 2020.

Otro duelo importante fue el que entablaron Vilaxoán y Bueu-Teccarsa para el tercer cajón del podio. Fue una regata que tenía los mismos tintes que la final de Meira y Tirán. Bueu-Teccarsa lideraba con un punto a su favor pero la victoria de ayer decidía. Y si ganaba Vilaxoán, estos serían los terceros. Con este pensamiento los atletas arousanos salieron como cohetes en busca de esa preciada victoria y ya en el primer largo dieron un serio aviso. Bueu-Teccarsa atacó y se igualó de nuevo. A mitad de regata Vilaxoán dominaba con ritmo contundente y Bueu-Teccarsa no quería quedarse atrás, pero 4 segundos mantuvo Vilaxoán hasta la meta, dejando a Bueu-Teccarsa la cuarta plaza, mientras Vilaxoán igualado a 73 puntos, pero como último vencedor, subía al tercer puesto del podio. Vibrantes y espectaculares, los dos equipos. A continuación Cabo, Esteirana, Rianxo, Mecos que perdió la pica y también se vio perjudicado y Mera.

A continuación se disputó la final de la Liga Femenina, pero aquí solamente se esperaba el duelo deportivo, porque el título absoluto ya estaba decantado por las chicas de Cabo da Cruz que lideraban la general en solitario con 29 puntos seguidas de Tirán-Pereira con 23 y Salgado-Perillo con 22. Pero quedaba en juego el triunfo en la final.

Se celebraron dos series y las chicas arousanas no dejaron resquicio para que algúna adversaria pudiera inquietarlas. Ganaron a lo grande, dominando la prueba y fijando los mejores parciales. Las atletas de Tirán-Pereira ofrecieron soberbia resistencia con un ritmo decidido y al límite, pero la cadencia tranquila y dominadora de las atletas de Cabo dominó plenamente la serie con espléndido dominio y un severo marcaje.

Y la final de Liga B concitaba el interés de los espectadores en especial los pobrenses, naturalmente, porque la XV Bandera Concello de A Pobra estaba en juego y a dos jornadas, sábado y domingo, con suma de tiempos. Cesantes vencedor el sábado tenía 29 centésimas a su favor, diferencia que se pronosticaba que Puebla podría superar, pero la realidad sobre el campo de regatas fue muy diferente. Los primeros compases absolutamente iguales hasta que a mitad de regata los amarillos de Cesantes con una potencia admirable fueron ganando metros y con su proa de victoria dejaron un poco desinflados a los remeros de Puebla. Cesantes volaba y Puebla se veía pesado y falto de chispa. La regata fue vibrante, pero Cesantes dejó muy claro que buscaba repetir la victoria del sábado y todavía la amplió más, porque en la meta superó a Puebla en 13 segundos, que se antojan demasiado castigo para la tripulación anfitriona que ayer no parecía el equipo esplendoroso que había demostrado ser, a lo largo de la temporada. Victoria pues de Cesantes merecida y bien competida, llevándose la XV Bandera Concello de A Pobra que le entregó el alcalde de la villa, mientras Puebla recogía la Bandera de la Xunta como Campeón de la división B de la Liga Gallega de Traineras 2020. El equipo de Puebla estará en la Liga A mientras Cesantes estará en el play-off de ascenso.