01 de agosto de 2020
01.08.2020
Faro de Vigo
CICLISMO

La Toscana abre un tiempo nuevo

La Strade Bianche da comienzo a unos meses locos en los que se concentran las grandes del calendario

01.08.2020 | 00:31
Alaphilippe celebra la victoria de hace un año en Siena.

Tras el aperitivo de la Vuelta a Burgos, con muchos de los grandes nombres del pelotón mundial, el ciclismo se pone serio esta tarde con la disputa de la primera gran clásica del calendario. La Strade Bianche, la prueba de la Toscana, la del "sterrato" (tramos de tierra que estarán más secos que nunca), da el banderazo de salida a tres meses de locos en los que se van a concentrar (en algunos casos solapar) las grandes carreras del mundo, incluidas Vuelta, Giro y Tour.

El francés Julian Alaphilippe, vigente campeón, el eslovaco Peter Sagan o el ídolo local Vincenzo Nibali figuran en la ilustre lista de participantes en la Strade Bianche. Será la decimocuarta edición de una prueba que este año abre el calendario World Tour y una rica temporada de clásicas, pues en el espacio de tan solo una semana también se correrá la Milán-Sanremo (8 agosto), con un recorrido revolucionado tras el veto de varios alcaldes al paso de la carrera por seguridad.

Todo empezará en los pintorescos paisajes de la Toscana italiana, con condiciones climáticas particularmente exigentes, pues se espera sol y hasta 37 grados centígrados de temperatura, y con un recorrido de 184 kilómetros con salida y llegada en Siena.

Pese a tener solo trece años de historia, la popularidad de la carrera ha tenido un crecimiento vertical en los últimos tiempos, gracias a la espectacularidad de su recorrido, con once tramos en arcilla blanca, el "sterrato" que exige a los corredores darlo absolutamente todo para tener opción de victoria.

No habrá imágenes de barro en la edición de este año que se correrá, en vez que en marzo, en pleno verano y con pronóstico incierto después de tantos meses de inactividad.

Alaphilippe, vigente campeón, sale como uno de los posibles favoritos para revalidar su trono, pero la lista de rivales es grande: su compañero Stybar, que ya ganó esta prueba, el triple campeón mundial Sagan, Nibali, el campeón olímpico Van Avermaet, amenazan con arrebatarle el protagonismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook