27 de julio de 2020
27.07.2020
Faro de Vigo
motociclismo

Quartararo presenta su candidatura al título

Segunda victoria consecutiva del francés en una prueba marcada por la ausencia de Márquez y el podio de Rossi

27.07.2020 | 01:03
Quartarato, por delante de Zarco en un momento de la carrera.

El francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) aprovechó su oportunidad y consiguió la segunda victoria consecutiva en este inicio de la temporada afectada por la pandemia del coronavirus, al vencer con autoridad en el Gran Premio de Andalucía de MotoGP en el circuito Ángel Nieto de Jerez por delante de otros dos pilotos de Yamaha, Maverick Viñales y Valentino Rossi.

El francés, que suma el pleno posible de puntos de la temporada, y Rossi, salieron fulgurantes al apagarse el semáforo rojo para entrar primero y tercero en la curva de final de recta, con Maverick Viñales en la segunda posición.

En apenas una par de vueltas Fabio Quartararo le metió más de siete décimas de segundo de diferencia a Rossi y otras cinco a Viñales, que veían como el francés se marchaba en solitario irremisiblemente pues en la cuarta vuelta ya tenía más de dos segundos de ventaja sobre el dúo perseguidor.

Mientras, a Viñales y Rossi se les acercaban peligrosamente los pilotos de Ducati, el australiano Jack Miller y el italiano Francesco Bagnaia y un poco más atrás también el nipón Takaaki Nakagami (Honda RC 213 V).

En el octavo giro la carrera perdió a otro protagonista -ya había perdido a Miguel Oliveira- el español Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP), que se fue por los suelos en la curva dos, sin posibilidad de continuar cuando peleaba por la undécima posición con su propio hermano, Pol Espargaró (KTM RC 16).

Y una vuelta más tarde Bagnaia aprovechó un pequeño error de Viñales para "colarse" por el interior al español y ponerse tercero, algo que desconcentró al español, que se vio también superado en apenas media vuelta por Jack Miller, que se cayó poco después, y el italiano Franco Morbidelli (Yamaha YZR M 1).

A nueve vueltas del final un problema mecánico en la Yamaha YZR M 1 del italiano Franco Morbidelli le hizo salirse de la pista cuando "achuchaba" a Valentino Rossi y el británico Cal Crutchlow, que salió infiltrado por la fractura de escafoides, tuvo que entrar en boxes para volver a salir poco después e intentar acabar para sumar algunos puntos que pueden ser muy importantes al final del año, a pesar del dolor que ya tenía en la zona de la lesión.

Nuevo golpe de efecto al comenzar a echar humo blanco la Ducati de Francesco Bagnaia, que se tuvo que retirar cuando iba en una cómoda segunda posición, que dejó en manos de Valentino Rossi y Maverick Viñales, quien a menos de dos vueltas para el final consiguió superar al italiano para garantizarse la segunda plaza, otra vez, tras Fabio Quartararo.

"El año pasado hicimos una buena temporada de debutantes y ahora tenemos dos victorias de dos. Es increíble y aún no lo he asimilado, pero creo que cuando vuelva a casa con los dos trofeos en el avión me daré cuenta", explica Quartararo.

Al referirse a Marc Márquez, el piloto francés reconoce que "cuando somos pilotos, queremos volver lo más rápido posible. Pero viendo las radiografías de Marc y antes de la carrera el vídeo en el que hacía flexiones... pensé 'este tío es un robot, no hay otra manera'".

"No ha podido hacer la carrera y creo que es lo normal con esa lesión, pero realmente es increíble lo que está haciendo. Con Marc sabemos que es todavía más difícil ganar, pero es guapo tener a alguien que te empuja hasta el límite y creo que si estamos aquí este año es porque Marc nos empujó al límite el año pasado", comenta el francés al respecto de su rival.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook