Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), que se probó durante los entrenamientos para el Gran Premio de Andalucía de MotoGP y al final ha decidido no participar en la carrera, reconoce que "ha sido una semana difícil".

"Ha pasado de todo. La primera reacción fue el domingo pasado con la fractura cuando ni me planteaba estar aquí este fin de semana, pero una vez te operan, si tienes pasión por algo, ganas de algo y sobre todo tienes esa entrega, siempre siendo conscientes, realistas y escuchando a tu cuerpo, lo tienes que intentar", explica Márquez. "Así te queda la conciencia tranquila. Me desperté de la operación y cuando me quitaron el yeso lo primero que hice fue mover el codo, como me recomendó el doctor. Vi que tenía fuerza, que tenía movilidad, que podía hacer flexiones y que no me cansaba más de la cuenta, aunque está claro que el dolor siempre está, hay una fractura", señala el piloto de Repsol Honda.

Marc Márquez cede así 50 puntos a sus rivales en un mundial que a priori "sólo" tendrá trece carreras, pero asegura en cualquier caso que "el que gane el Mundial este año se lo habrá merecido, porque todos empezamos con cero puntos el campeonato y cuando acabe la temporada, el que más tenga será el campeón".

El francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), el italiano Marco Bezzecchi (Kalex) y el japonés Tatsuki Suzuki (Honda) lograron las "pole position".