Alberto Abalde abonó este martes su cláusula de rescisión de contrato para quedar liberado del año de compromiso que tenía con el Valencia Basket que, pese a no conseguir ampliar esa vinculación como era su deseo, le ha agradecido el trabajo realizado y la ha deseado suerte.

Según pudo saber Efe, la cláusula de rescisión del jugador gallego era de 1,5 millones de euros por lo que su marcha se convierte en uno de los mayores ingresos por un jugador que ha obtenido el club.

El Valencia ha tratado de renovar a Abalde en los últimos meses pero desde hace semanas ya asumió que no podría retener al jugador. En el caso de que Abalde hubiera cumplido este último año de contrato, el verano que viene el Valencia habría podido igualar cualquier propuesta de la ACB que tuviera para retenerlo.

Abalde fichó por el Valencia, previa compensación al Joventut, en el verano de 2016 pero jugó una campaña más cedido en el club en el que había completado su formación.

Finalmente, se incorporó a la primera plantilla en el verano de 2017 y tras dos campañas irregulares en esta última se ha convertido en uno de los jugadores más importantes de la rotación de Jaume Ponsarnau.

En su comunicado el club quiso "agradecer la profesionalidad, la entrega y el trabajo realizados por Alberto Abalde durante los tres años que ha defendido la camiseta de Valencia Basket, en los cuales ha conquistado dos títulos, la Eurocup de 2019 y la Supercopa de 2017 y le desea lo mejor en su futuro, tanto a nivel profesional como personal".

Alberto Abalde se despidió este martes del Valencia Basket tras haber abonado su cláusula de rescisión y explicó que se va "con la mochila cargada de experiencias" a afrontar un nuevo reto.

En un escrito sobre una foto en la que aparece él en un partido agarrándose el cuello de la camiseta del club y titulado "a la familia 'taronja'", Abalde afirma que han sido "tres años muy bonitos" y le desea al club "la mejor de las suertes".

"Me marcho con la mochila cargada de experiencias, habiendo crecido como persona y como jugador. Ha sido un placer defender la camiseta del Valencia Basket", afirma.

"Ahora es el momento para mí de afrontar un nuevo reto en mi carrera", asegura el jugador que no desvela un destino que en el club valenciano dan por hecho que es el Real Madrid.