Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1) consiguió su primer victoria en la categoría de MotoGP al vencer en el Gran Premio de España que se disputó en el circuito Ángel Nieto de Jerez de la Frontera en el que Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) se vio obligado a realizar una épica remontada que acabó a pocas vueltas del final con una fuerte caída. Márquez, con los neumáticos muy nuevos y mucho peso en el depósito de combustible, salvó una primera caída, remontó hasta pelear por la segunda plaza con Maverick Viñales y acabó por los suelos dañándose el brazo derecho.

Ya antes de comenzar la carrera se produjeron dos bajas, una conocida, la de Alex Rins (Suzuki GSX-RR) que sufrió una caída durante los entrenamientos en la que sufrió una fractura-luxación del hombro derecho, mientras que el británico Cal Crutchlow (Honda RC 213 V) lo fue durante los entrenamientos libres matinales del domingo. Crutchlow se fue por los suelos de manera muy brusca y en la caída se produjo una fuerte contusión cervical que aconsejó descanso.

Justo en los instantes previos a la salida y en la misma parrilla de salida, se procedió a guardar un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus en el mundo con una inmensa leyenda "#RacingforThem" en el centro de la pista.

Con las temperaturas en aumento, sobre todo en el asfalto, la elección de los neumáticos podía ser determinante. La inmensa mayoría optó por el compuesto duro delante y el blando detrás, salvo Maverick Viñales y Valentino Rossi, los pilotos oficiales de Yamaha, que eligieron el neumático delantero blando.

Maverick Viñales hizo lo que tenía que hacer, salir primero para intentar mantener el ritmo y frenar así a Marc Márquez, pero el piloto de Repsol Honda se pegó a él como una lapa y ambos comenzaron a tirar.

El golpe de efecto llegó en la quinta vuelta, cuando Marc Márquez salvó de una manera espectacular una caída en la curva cuatro que le obligó a salirse a toda velocidad a la grava aunque consiguió controlar la moto y regresar al asfalto en la decimosexta posición a ocho segundos de la cabeza, desde donde volvió a atacar para intentar recuperar todo el terreno perdido.

Viñales se quedó "sólo" en cabeza, con una ventaja de medio segundo sobre Jack Miller y Fabio Quartararo, que vio su oportunidad de irse a por la victoria tras la caída de Márquez. En la séptima vuelta Fabio Quartararo ya estaba "enganchado" a Maverick Viñales.

La elección del neumático delantero empezó a mostrarse como desacertada para Viñales, que no podía aguantar el ritmo de carrera y con Márquez protagonizando vueltas rápidas de carrera. Venía totalmente desmelenado, pero cometió un segundo error cuando estaba ya tras el rebufo de Viñales. Se volvió a caer en la curva de Mick Doohan, sin posibilidad de continuar y con claros síntomas de haberse hecho algo de daño en el brazo derecho.

La victoria de Fabio Quartararo fue inapelable, seguido por Maverick Viñales y Andrea Dovizioso, por delante de Jack Miller, Franco Morbidelli y Pol Espargaró.