El Real Madrid encara la salida más complicada de su final de campeonato con el único propósito de mantener su racha de victorias en el Estadio Nuevo Los Cármenes que le permita quedarse a sólo dos puntos de alcanzar el título de Liga, ante un Granada, equipo revelación de la temporada, que sueña con Europa y apura sus opciones de lograr esa gesta.El triunfo del Barcelona en Valladolid mantiene la presión al líder y evita el alirón en Granada. El equipo de Zinedine Zidane inicia una semana de locura, con tres partidos en seis días, focalizando cada encuentro de forma individual y encarándolo como si de una final se tratase. Las fuerzas comienzan a flaquear pero no así los resultados, con un pleno de triunfos que le acerca al título.

Para seguir su racha en Granada tendrá el refuerzo en defensa de Dani Carvajal y Sergio Ramos, ausentes frente al Alavés por sanción, y que alivian las bajas defensivas con Marcelo baja en lo que resta de Liga por una lesión muscular y Nacho Fernández aún fuera de combate. Buscará energía Zidane en el centro del campo apostando por Fede Valverde y la principal duda es si forzar a Eden Hazard o mantenerlo en el banquillo.

El Real Madrid acude a la cita con un único 9, Karim Benzema en racha, pero con las bajas de Mariano Díaz y Luka Jovic. Cómo acompañar al punta francés es el principal punto a resolver por Zidane que encuentra en el momento de Rodrygo un punto fuerte y ha demostrado que ya no cuenta con Bale.

El Granada, mientras, llega al partido a tope de moral tras haber ganado el viernes en el campo de la Real Sociedad (2-3), lo que le deja a un punto de las plazas que dan derecho a jugar competición europea la próxima campaña.

El buen momento del Granada a domicilio, con seis partidos sin perder, contrasta con los problemas que está teniendo en casa, donde no tener el apoyo de su público le ha lastrado hasta el punto de acumular dos derrotas y un empate en sus últimas tres comparecencias.

Sumar permitiría al Granada mantener opciones reales de clasificarse por primera vez en su historia para Europa, algo que tendría que concretar en los partidos ante el Mallorca como visitante y contra el Athletic Club en casa.