Una gran actuación de Facu Campazzo, sellada con un dos más uno en el momento decisivo, condujo ayer al triunfo (95-90) al Real Madrid ante un coral Valencia Basket que rozó una victoria que habría dejado a su rival al borde del KO en esta fase final de la Liga Endesa y sin depender de sí mismo.