23 de mayo de 2020
23.05.2020
Faro de Vigo

Aflora el miedo al contagio en la Premier League

23.05.2020 | 00:56
Aflora el miedo al contagio en la Premier League

La vuelta a los entrenamientos de la Premier League ha despertado el miedo en algunos jugadores, que han demostrado su negativa a entrenar y su preocupación por un retorno temprano y precipitado.

Las cifras en el Reino Unido superan cada día los 300 muertos y en total han fallecido más de 35.000 personas en las islas por el coroanvirus, pero la Premier League aprieta por un retorno en junio.

Han sido pocos los que se han pronunciado, pero lo han hecho con dureza. El caso que más atención ha atraído en una liga que se enfrenta a pérdidas superiores a los 1.000 millones de euros en caso de no reanudarse es el de N'golo Kanté. El futbolista francés volvió a los entrenamientos este martes, cuando los clubes votaron a favor de que se pudiera entrenar en grupos pequeños. Pero el miércoles ya no se presentó a entrenar a la ciudad deportiva del Chelsea en Londres.

El centrocampista de 29 años alegó que no se encuentra seguro y el club londinense entendió sus circunstancias. Kanté sufrió un desmayo en 2018 por el que tuvo que hacerse pruebas -que permitieron que siguiera jugando al fútbol- y su hermano murió de un ataque al corazón el mismo año.

Además, la oficina de estadísticas del Reino Unido sacó a la luz un estudio que afirma que los jugadores negros son más propensos a morir por coronavirus en Inglaterra y Gales.

De los 748 test que se hicieron a futbolistas y empleados, seis dieron positivos: un jugador del Watford y dos empleados del equipo de las afueras de Londres, un técnico asistente del Burnley y dos personas de un club sin desvelar. Los jugadores, después de los primeros días de entrenamientos en grupos pequeños, volvieron a enfrentarse a los test ayer y los resultados verán la luz a lo largo del fin de semana.

Pese a estas medidas de precaución, que incluyen la total desinfección de los campos y el material deportivo, el capitán del Watford, Troy Deeney, se negó a entrenar y argumentó que su hijo de cinco meses sufre problemas respiratorios. "He perdido a mi padre, a mi abuela, a mi abuelo... Para mí eso es más importante que unas cuantas libras más en el bolsillo", dijo Deeney.

Tampoco ha gustado este temprano regreso a Danny Rose, cedido por el Tottenham al Newcastle United. "La gente cree que deberíamos volver al fútbol como si fuéramos ratas de laboratorio o conejillos de india".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook