La incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y la desescalada de las restricciones siguen generando secuelas en el calendario deportivo vigués, provisionales o definitivas. La Vig-Bay, que debía disputarse el 7 de junio tras mover la fecha inicial del 29 de marzo, vuelve a quedar aplazada. La organización no pierde la esperanza de que se dispute en 2020, algo a lo que ya renuncian en el Desafío Islas Cíes, tanto su travesía a nado como su triatlón, que regresarán en 2021.

"No nos atrevemos a marcar una nueva fecha para el mes de septiembre", explican los organizadores de la Vig-Bay al anunciar que no se celebrará el 7 de junio "por razones obvias". Añaden: "Seguimos esperanzados en poder celebrarlo en este 2020, pero intentaremos dar una fecha una vez nos regularicen a todos nuestra situación".

Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad

Pilar Ruiz, directora de la prueba viguesa más multitudinaria, revela: "En estos momentos la fecha que tenemos en mente es el 20 de septiembre pero si lo pensamos fríamente, sería un sueño poder celebrar un evento de estas dimensiones tan a corto plazo. Aplazamos inicialmente la carrera a menos de 20 días de su celebración con todo ya preparado. Lo decidimos por precaución, incluso antes de que se pronunciase el Gobierno, porque lo importante era la seguridad y salud de todos. Ponerle la fecha de septiembre es porque necesitamos seguir esperanzados en poder celebrarla este año, aunque sabemos que la realidad es la que nos marcará la hoja de ruta".

En el Desafío Illas Cíes ni siquiera pueden concederse ese margen de maniobra. "Ha llegado el día de tomar la difícil decisión de anular las pruebas de 2020, tanto la travesía a nado de las Cíes prevista para el 29 de agosto como el triatlón de media distancia programado para el 20 de septiembre", anuncia el organizador, Ricardo Martínez Abril. "La decisión viene dada por la situación de incertidumbre en la que nos encontramos ante el posible rebrote de la enfermedad en nuestro país y el riesgo de que vuelvan a restringirse los movimientos entre provincias o la celebración de eventos de cierto número de personas, la dificultad de saber a día de hoy los requerimientos que las autoridades sanitarias, administraciones y organismos locales puedan solicitar, así como todas las modificaciones que se tendrían que hacer a nivel técnico en las pruebas, en áreas como la logística, los circuitos, infraestructuras, la atención directa al participante, avituallamientos en carrera y postmeta, o en cualquier otro área".

"Hemos querido retrasar esta decisión lo máximo posible pero todos somos conscientes de que la organización de este tipo de eventos necesitan una preparación de meses de antelación tanto por parte de la organización como por la parte de los participantes", valora Abril, que le comunica a los ya inscritos: "En estos días recibiréis a través de la plataforma de inscripción de Champion-Chip la devolución del 100% de la inscripción todos aquellos que lo solicitéis. Además para quienes lo prefiráis, os damos la opción de poder guardar la plaza para 2021 para evitar problemas de inscripción como ocurre en la travesía a nado". Porque no se duda de que el desafío volverá el año que viene: "Empezaremos desde ya a preparar para adaptarnos a los nuevos escenarios e intentar en 2021 seguir siendo una marca de referencia en este tipo de pruebas".