29 de marzo de 2020
29.03.2020
Faro de Vigo
fútbol

El otro virus que afecta a la Liga

Se suceden los equipos que plantean un ERTE para afrontar este parón - El Celta, gracias a su tesorería y el gasto en plantilla, de los mejor preparados para esta crisis

29.03.2020 | 03:44
Imagen del palco del Camp Nou el día del partido ante el Eibar. // Efe

Los ERTE se extienden como una plaga por el fútbol profesional español. Aunque en un principio se había apuntado a que eran una minoría los clubes que iban a rebajar los sueldos de sus empleados para paliar la falta de ingresos por la crisis del Covid-19, según pasan los días se van sumando clubes a esta medida. Al Barcelona, Atlético de Madrid y Espanyol, que ya han anunciado esta medida, se sumó ayer el Alavés que también se agarra a esta fórmula de ajuste.

La decisión se está aplicando sobre todo en los clubes que van más justos de tesorería y en los que el peso de los sueldos de la plantilla tiene una mayor incidencia en el gasto previsto de cada temporada. Es el caso claro del Atlético de Madrid y del Barcelona que, pese a mover cada año presupuestos mastodónticos, tienen que agarrarse a grandes artilugios financieros para abordar cada una de sus operaciones. Su margen de maniobra es escasa y pagan sueldos brutales. Como dato, el Barcelona destina más de 400 millones de euros cada año a pagar a la plantilla más cara del planeta. Y desde el club azulgrana han deslizado que "no hay vuelta atrás. Los jugadores deben entender que es el momento de ayudar al club porque no ingresamos por entradas, por visitas al Museo, por ventas de camisetas y los patrocinadores pretenden reducir sus pagos". Sin embargo, en la plantilla azulgrana la noticia no ha sentado demasiado y la buena predisposición que el club ha encontrado en otras secciones como el baloncesto se echa de menos en el vestuario del fútbol. Lo normal es que en los próximos días esta situación se extienda en el fútbol español, sobre todo si los clubes no ven más cerca la luz que anuncie que las competiciones se reanudan y por lo tanto el grifo de entrada de millones vuelva a ponerse en marcha.

En este panorama es donde cobra una especial importancia la gestión económica que el Celta ha hecho en los últimos años. La situación de tesorería del club vigués es una de las cinco mejores del fútbol español en estos momentos. Los vigueses tienen más de treinta millones en caja y manejaban una previsión para el presente ejercicio de lograr otra cifra importante de beneficios (sin contar con la venta de Lobotka en enero al Nápoles que va a disparar esa previsión y podría acercarles a números de récord). Si a esto sumanos que la plantilla supone poco más del 30% del presupuesto total para esta temporada -uno de los más bajos de todos los equipos que compiten en la máxima categoría- nos encontramos un panorama en el que el Celta, aunque preocupado por la situación que vive el fútbol español, es uno de los clubes que en mejores condiciones puede afrontar un parón de las competiciones (puntual o incluso definitivo, posibilidad de la que poco se habla pero que en ningún caso puede descartarse).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook