10 de marzo de 2020
10.03.2020
Faro de Vigo
rugby

El coronavirus como excusa para buscar una suspensión

El Belenos asturiano trató de aplazar su partido con el Kaleido por la cuarentena que sufre Santi Gutiérrez, uno de sus jugadores, que trabaja en Urgencias

10.03.2020 | 00:57
El coronavirus como excusa para buscar una suspensión

El encuentro entre el Kaleido Universidade de Vigo y el Pasek Belenos, correspondiente a la 21ª jornada del grupo A de División de Honor B de rugby, comenzó el pásado sábado con media hora de retraso. El Belenos amagó con negarse a jugar escudándose en que uno de los jugadores de la plantilla viguesa, Santiago Gutiérrez, se encuentra en cuarentena a causa del protocolo contra la expansión del coronavirus. El árbitro, tras consultar con la Federación Española, ordenó la disputa del encuentro, que concluyó con victoria del Kaleido por 34-29.

Kaleido y Belenos se encuentran situados en la zona templada de la clasificación, pero afrontaban su duelo con la necesidad de abrir más la diferencia de puntos con respeto a la posición de descenso directo y la de play out por si los arrastres desde División de Honor aumentan las posiciones fatales. El Belenos, que iba a viajar a Vigo con las bajas de Tomi, Nahuel, Rocamán, Tanke y Nacho, entre lesiones, sanciones y dificultades profesionales, intentó aplazar el encuentro aludiendo al deficiente estado que presentaba As Lagoas. El club avilesino envió a la Federación Española fotos del campo vigués, encharcado durante la semana previa a causa de las lluvias. El Kaleido, el viernes por la tarde, tuvo que remitir su propio material gráfico consignando que la cancha era apta para jugar, como así confirmaron las autoridades federativas.

El Kaleido sufría sus propias ausencias. Entre ellas, la de Santiago Gutiérrez. El ala vigués trabaja como enfermero en Urgencias en el Hospital Álvaro Cunqueiro. Estaba de turno el día en que en el hospital atendieron al primer contagiado por coronavirus de la demarcación hospitalaria. Como parte del plan establecido para contener el contagio del virus, Santiago Gutiérrez se encuentra monitorizado y en cuarentena; hasta el momento, sin ningún tipo de síntoma que haga pensar que ha contraído el Covid-19.

La directiva del Kaleido decidió suspender los entrenamientos desde el martes por precaución. En el equipo juega también Valentín Gutiérrez, hermano de Santiago. Se han seguido todas las instrucciones de las autoridades sanitarias. Ningún miembro del equipo ha presentado síntomas ni existe el más mínimo indicio de la presencia de la enfermedad entre inquilinos del vestuario.

Llegó entonces el partido del sábado. El Belenos, rechazada su protesta contra el estado del campo, se presentó en As Lagoas. Antes del partido el equipo avilesino comunicó al árbitro, Ignacio Vergara, que no quería jugar por la situación de cuarentena de Santiago Gutiérrez. El árbitro consultó con la Federación Española de Rugby, cuyos responsables, como los de las demás federaciones deportivas, se habían reunido con el Consejo Superior de Deportes para saber cómo actuar ante la epidemia. Desde la federación le confirmaron al árbitro que al no existir ningún diagnóstico positivo el partido debía disputarse. El árbitro comunicó al Belenos que si se negaban a jugar le constaría como no presentado. El choque finalmente se disputó, con ese 34-29 que deja tanto a Kaleido (42 puntos) como a Belenos (45, un punto más gracias al bonus defensivo) con un cómodo colchón sobre la zona de peligro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook