01 de marzo de 2020
01.03.2020
Fútbol. LaLiga Santander

Real Madrid - Barcelona: Los duelos del Clásico

Zidane-Setién, Ramos-Piqué, Benzema-Messi... El partido del Bernabéu se juega diferentes terrenos

01.03.2020 | 08:45

Real Madrid y Fútbol Club Barcelona se miden este domingo en el Santiago Bernabéu en un momento de dudas para ambos, pero a tiempo de hacer buena una temporada que en LaLiga Santander puede pasar por el golpe en el Clásico de la jornada 26, a la que llega líder el cuadro azulgrana con dos puntos de renta sobre los blancos.

El Barça copa la tabla gracias a los últimos tropiezos del Madrid, que han dado vida a los catalanes precisamente cuando en la Ciudad Condal parecían acumularse las crisis deportiva e institucional. Los Zidane llegaron a sumar 21 partidos sin perder, pero a principios de febrero se cortó la racha y de los últimos cinco solo han ganado uno, complicando Liga y Champions.

El duelo se decidirá, entre otras cosas en algunos duelos por marcación y en el banquillo. Estos serán algunos de los más destacados:

Zinedine Zidane-Quique Setién

Los dos están necesitados de un triunfo convincente en el Clásico. Zidane en el centro de la crítica tras el desplome del Real Madrid. Después de salir derrotado en el duelo táctico ante el mejor estratega, Pep Guardiola, y sin encontrar soluciones a unos últimos minutos frente al Manchester City que pueden provocar la eliminación. La ausencia de Toni Kroos y no recurrir a él tras ponerse por delante en el marcador para tener el balón y dormir el partido es el principal reproche junto a la tardanza en los cambios o las pocas soluciones ofensivas a la falta de gol de Karim Benzema. Su respuesta es repescar a Mariano y terminar de señalar a Luka Jovic, descartado para la cita.

Al Barcelona solo le ganó en el Santiago Bernabéu en la Supercopa. En Liga salió derrotado de los dos choques que dirigió. Para Setién es un partido que le puede encumbrar. En sus manos dar un golpe al pulso por el título y salir reforzado como técnico en el duelo más grande de su carrera. Ya conquistó el coliseo blanco con el Betis, vencedor en sus dos últimas visitas, y sacó un empate con un modesto como la Union Deportiva Las Palmas. Resultados que muestran que sabe cómo jugarle al Real Madrid y hacerle daño. Ahora tiene más arsenal para hacerlo en un duelo que estará marcado por una lucha por la posesión.

Courtois-Ter Stegen

La reacción del Real Madrid que le impulsó al liderato en Liga y a la conquista de la Supercopa de España nació desde la fuerza defensiva y la reaparición del mejor nivel de Thibaut Courtois. Se acostumbró el belga a dejar su puerta a cero y dejar paradas salvadoras en sus intervenciones, que se fueron reduciendo ante el desplome que ha sufrido su equipo en febrero. Es cuando ha vuelto a se vulnerable, encajando seis goles en cuatro partidos y con la impotencia de que su gran actuación ante el City no sirvió para evitar la derrota.

El duelo de dos de los mejores porteros del mundo tendrá un papel importante para el resultado final. Marc-André ter Stegen llegó al Clásico de diciembre en un extraño momento de duda tras varios fallos impropios de su habitual seguridad. Ahora lo hace habiendo sellado su portería en solo un partido de sus seis últimos, pero con buenas sensaciones y sintiéndose importante en los clásicos. En los tres últimos no encajó ni un gol. De su firmeza dependerá el paso que el Barcelona quiere dar hacia el título en casa de su eterno rival.

Sergio Ramos-Piqué

Son los referentes defensivos de los dos equipos, los líderes, los jugadores que llevan la voz cantante con muchos duelos de altos vuelos a sus espaldas. También los futbolistas más odiados por el equipo rival por lo que representan. Sergio Ramos es el rey de los clásicos, el futbolista que más jugó en su historia que encara el número 44. Una cita siempre exigente para él por el marcaje a Messi y las dificultades de frenar al mejor jugador del mundo. Tras ser expulsado ante el City necesita resarcirse. Le hizo cuatro goles al Barcelona, todos en Liga y todos de cabeza.

Piqué llega a la cita tras un susto en Nápoles, recuperado para su partido preferido. Siempre dejó imágenes de máximo disfrute con las tres últimas conquistas del Bernabéu, donde se crece ante el ambiente en su contra. Le espera un marcaje difícil a Benzema por el movimiento continuo del francés y la forma en la que abandona la zona del 9. Será su clásico 38, camino de superar a Andrés Iniesta y Xavi.

Modric-De Jong

Los últimos reveses ha sembrado de dudas el juego del Madrid y han puesto en cuestión a algunos de sus jugadores en un clima de inestabilidad que acrecentó la decisión de Zidane de prescindir de Kroos en el duelo de la Champions ante el Manchester City. El entrenador francés eligió para esa ocasión a Casemiro, Valverde y Modric en la medular. Pero si esta vez entra el alemán en el once, no parece que vaya a ser a costa del croata, cuya batuta magistral sigue siendo clave para que fluya el juego que busca el técnico.

Si Modric es la experiencia en la medular, Frenkie de Jong es el descaro de la juventud. A sus 22 años disputará su segundo clásico en su regreso al Santiago Bernabéu donde dejó un recital con el Ajax el año pasado en la goleada que volteó la eliminatoria y eliminó al Real Madrid. Su estilo de juego iba como un guante a la filosofía del Barcelona. Pedirá siempre el balón para moverlo con criterio y buscar las vías por donde dañar el planteamiento de Zidane.

Benzema-Messi

Se contraponen los momentos goleadores de los dos referentes ofensivos de Real Madrid y Barcelona. Benzema sufre una crisis profunda que acusa directamente su equipo; Messi, siempre influyente en el juego, recuperó de golpe la pegada marcando cuatro al Eibar en el último encuentro liguero de su equipo. Es el pulso de los dos máximos goleadores del campeonato liguero. Los 18 del argentino ya lejos de los 13 del francés tras su frenazo en seco. Sin marcar en sus cinco últimos partidos. Un solo gol en nueve jornadas de Liga. Karim necesita un gol en el clásico.

Al Barcelona le marcó Benzema nueve tantos en 36 partidos. Más allá de todo lo que aporta con sus movimientos en ataque, siempre generando espacios y asociándose con calidad con sus compañeros al 9 del Real Madrid se le mide en goles. Messi está listo para ensanchar sus números de récord en el clásico, el máximo goleador de su historia con 26 goles en 42 partidos, quince de ellos en un Bernabéu que acostumbra a sufrir sus exhibiciones futbolísticas. El Barcelona depende más que nunca de su inspiración sin la figura en ataque de Luis Suárez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook