01 de marzo de 2020
01.03.2020

El mejor atletismo español se muestra por primera vez en tierras gallegas

Los atletas señalan las "bondades" de la pista de Expourense

01.03.2020 | 03:38
Alejandro Fernández (dorsal 171), en la final de 3.000 metros. // C. Peteiro

La gran cita del atletismo español en pista cubierta llegó este fin de semana por primera vez en sus 55 años de historia a tierras gallegas, en concreto a la Fundación de Exposiciones y Ferias de Ourense (Expourense). La pista ourensana es una de las pocas instalaciones de tecnología hidráulica existentes en el mundo, lo que permite su montaje y desmontaje en cuestión de horas. Desde bien temprano, los atletas se mostraron contentos con las "bondades" de una pista "muy rápida" que cuenta con seis calles en el anillo, ocho en la pista central y los correspondientes pasillos de saltos y que dejó unos muy buenos resultados. La cita en Ourense señala el cierre de la temporada de pista cubierta, después del aplazamiento del Mundial de Nanjing (China) previsto para mediados de marzo por el coronavirus. Con este gran atractivo, las gradas de Expourense se mostraron abarrotadas desde primera hora de la mañana, con un goteo aún mayor de espectadores durante la tarde en el que las taquillas colgaron el "no hay billetes" después de completar el aforo de 2.044 personas. Una imagen que se repetirá durante la mañana de hoy, que se presenta con las entradas ya agotadas.

Alejandro Fernández

Precisamente uno de los reclamos responsables de que se colgase el cartel de lleno fue el ourensano Alejandro Fernández inscrito en la prueba de los 3.000 metros. El atleta terminó duodécimo, con un tiempo de 8:32.13, mientras que el trono de esta prueba fue para Adel Mechaal (8:15.74), que ya conoció la gloria en 2015, 2017 y 2018, amén del título continental en 2017. Mechaal también buscó el doblete con el 1.500, pero se retiró antes de la final de la eliminatoria por el poco margen entre ambs carreras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook