10 de febrero de 2020
10.02.2020
fútbol - Primera Nacional (F)

Anita decide el derbi en As Relfas

El remodelado campo del Sárdoma volvió a rendirse al Valladares, que se sitúa a dos puntos del tercero

10.02.2020 | 01:52
Irene (Sárdoma) controla el cuero ante Mery, con Hele detrás, ayer en As Relfas. // Marta G. Brea

El Valladares ya es el claro y único representante vigués para estar peleando por el podio en categoría nacional. Lo refrendó en el estreno del remozado campo de As Relfas con un gol de Anita en el primer tiempo, ventaja que supo conservar el día que el Sárdoma celebraba su centésimo partido como anfitrión en categoría nacional. Y no es moco de pavo: el sardomista es uno de los tres equipos que permanecen en la categoría desde 2012 (Gijón FF y Victoria CF, los otros dos).

Al Valladares, que empezó con una ocasión en contra al palo (Irene), en los mejores minutos locales, la jornada le salió prácticamente redonda, al pinchar el Victoria santiagués, que empató, y ser derrotado en Oviedo el Dépor B. Gabi Couñago ha esculpido un bloque sólido que sabe lo que quiere (ganar), que pivota sobre un tremendo trabajo colectivo defensivo por encima de todo (disciplina) y que arriba disfruta, porque esa es la palabra adecuada, de una futbolista con carta blanca para definir y divertir (talento currante). Con esas armas, devolvió la bofetada de la ida con los mismos dígitos, y suma 32 puntos, nueve más que su rival ciudadano. Por cierto, con un dato extrañamente negativo: un año atrás a estas alturas, el recién ascendido Valladares solo sacaba siete puntos al peor Sárdoma de la historia (17 por 10).

No fue un derbi brillante. Lo mejor, el nuevo césped, una alfombra, y la afición visitante, que se dejó sentir todo el partido. Que no era el día de las locales estaba escrito: con 0-0, Joana tuvo una volea al borde del área con la portera visitante fuera de sitio, tras uno de los escasos errores del Valladares atrás. Su golpeo se fue desviado y su lamento marcaba los tiempos del duelo. Las de Couñago buscaban la rapidez de Mery, de Anita y también de Trabazos, con un fútbol vertical a la contra. No es que las de A Gándara se agazaparan atrás, no. Su presión nacía con la "7" y la "8" y se volvía una telaraña en la medular. Al Sárdoma se le atragantó. Intentó sacar el balón desde su propia área, con sus centrales, con pocos balones de su mediocentro "Equis" Márquez. Y así, poco fútbol que crear.

Cierto que un derbi equilibrado suele decidirse por pequeños detalles. Y uno de ellos fue la ausencia de Mayra Martínez en el Sárdoma. La bonaerense tiene doble ficha, con el Sárdoma en fútbol y con el Balaídos en fútbol sala. Coincidía a la misma hora compromisos de ambos (este jugaba en el Frontón ante el Poio Pescamar) y apostó por pelear por el título de fútbol sala (el Balaídos es segundo). Sin ella, la banda izquierda de Víctor González se quebró. Tuvo que retrasar a Yaiza, perdiendo mordiente ofensiva, y el rival evitó a un dúo letal que metía a su carril derecho en infinidad de problemas. Tampoco la banda derecha del Sárdoma proponía peligro alguno. En el intercambio de golpes, la pegada local no hacía daño.

Por el contrario, el oponente se fue creciendo. Un saque de esquina dio el primer aviso: Hele recogió el balón sin dueño en el segundo palo y zapateó a bocajarro, pero Sara sacó su agilidad para evitar el tanto desviando a saque de esquina. En la nueva acción llegaría el gol. Que no acierto a despejar, que el balón llega a Anita, esta golpea raso y colocado y se cuela a la izquierda de Sara, con el cuero pegado al palo. El Sárdoma protestó falta de Trabazos en el salto previo de cabeza con Joana que ni asistente ni colegiada vieron, aunque el ojo derecho de "Joa", con hematoma, quedó como un cromo.

Con el Sárdoma noqueado, Anita tuvo la oportunidad de sentenciar. Cómoda en la banda izquierda, golpeaba con rosca un balón envenenado al mismo palo que en el gol, aunque esta vez se iba por poco. Otro disparo, este de Gloria desde la frontal, era sacado por Sara a una mano. Al descanso, 0-1 y sensación de partido controlado por el Valladares.

Víctor González metía a Paula en la medular. El Valladares retranqueó su muro un par de pasos. Y en el minuto 53, Trabazos tuvo la oportunidad más clara de marcar en todo el encuentro. Se plantó ante Sara, pero esta desvió a córner. Fue ella lo mejor de un Sárdoma apagado, que suma cinco jornadas sin ganar, no conoce el triunfo en lo que va de 2020 y firma cuatro derrotas consecutivas. Ahora, tres semanas de parón liguero. Pero dejen paso a las de Couñago, que tienen hambre de podio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook