Desde que la temporada pasada concluyera con la dolorosa eliminación europea en Anfield y la derrota en la final de Copa ante el Valencia, las turbulencias han sido una constante en el Barcelona, con Bartomeu, señalado por sus decisiones.

Título sin fiesta. Nuevo título liguero que queda aguado por el fiasco de Anfield (el Barça pierde por 4-0 en las semifinales de la Champions cuando llevaba un 3-0 de la ida) y la derrota en la final de Copa ante el Valencia.

Caso Neymar. El Barça intenta de todos los modos posibles repescar a Neymar del PSG, pero las negociaciones se dilatan durante todo el verano sin ningún resultado.

Dimisión de Mestre. Mestre, uno de los directivos más próximos a Bartomeu, dimite a principios de julio en medio de la negociación para fichar a Antoine Griezmann. Su cargo lo asume el presidente, como ya hizo en su día con la parcela de relaciones institucionales, márketing y economía.

KO en la Supercopa. La derrota ante el Atlético, después de un buen partido, marca el principio del fin de Ernesto Valverde.

Lesión de Suárez. Es intervenido por una lesión en el menisco y estará cuatro meses de baja.

Reunión con Xavi. El director general, Óscar Grau, y el director técnico, Eric Abidal, se reúnen con Xavi Hernández para ofrecerle el cargo de entrenador. Xavi no acepta.

Setién, entrenador. También sondean a Allegri, Pochettino y Ronald Koeman. Todos ellos descartan llegar al Barça. Setién se convierte en el nuevo entrenador.

Bajas sin altas. El objetivo número uno para sustituir a Luis Suárez es Rodrigo (Valencia), pero la oferta no alcanza los 60 millones de euros. Por contra se marchan los canteranos Carlos Pérez (Roma) y Abel Ruiz (Sporting de Braga).

Lesión de Dembéle. Ousmane Dembélé, que tenía que convertirse en el gran fichaje para la segunda parte de la temporada, sufre una nueva lesión, que le deja sin opciones durante toda la temporada.