El Sevilla se encontró un muro en el Alavés y no pasó de un empate que no le vale para asegurarse la tercera plaza de la tabla, pero pudo se peor porque el conjunto visitante se adelantó con un tanto de Joselu que poco después contrarrestó el argentino Lucas Ocampos de penalti.

Los de Julen Lopetegui mejoraron en la segunda parte, pero fue en ese período en el que el Alavés puso el 0-1 y, tras el nuevo empate, los locales no supieron remontar.

Koundé y Franco Vázquez tuvieron con dos cabezazos cercano el gol del Sevill, pero fue Joselu el que logró el tanto para los babazorros en una jugada a balón parado mal defendida por el rival. Cuesta arriba se le puso el partido al conjunto local, que logró el empate 15 minutos después gracias a un penalti transformado por Ocampos.