El exdirectivo de Osasuna Jesús Peralta, el extesorero Sancho Bandrés y el exdirector de la Fundación del club, Diego Maquirriain, han negado, en la tercera sesión del juicio por presunto amaño de partidos, tener alguna responsabilidad en los hechos. La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra está juzgando, entre otros presuntos delitos, el pago de Osasuna al Betis de un total de 650.000 euros: 400.000 por ganar al Valladolid y 250.000 por perder en Pamplona en la temporada 2013-2014. El exgerente del club Ángel Vizcay reconoció varios amaños en las temporadas 2012-2013 y 2013-2014, entre ellos el pago de una prima de 150.000 euros al Betis por ganar al Celta (1-0) en la 35ª jornada de la temporada 2012-2013.

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, descartó el posible descenso de Osasuna ya que el club "como persona jurídica no está siendo investigado" y por lo tanto "no puede recibir ninguna condena de este procedimiento". Descartó su posible implicación tras las recientes declaraciones del expresidente del club navarro, Miguel Archanco. "Archanco puede decir lo que quiera, no es verdad. Que tenga suerte el juicio, que falta le va a hacer. Somos inflexibles con la corrupción. No es sólo la declaración de Vizcay, es que van a salir muchas cosas", sentenció.