16 de enero de 2020
16.01.2020
Faro de Vigo
deporte - categoría

Carlos Sainz acaricia la victoria en el Dakar

El madrileño aventaja en más de 18 minutos a sus perseguidores a dos jornadas del final de la prueba

16.01.2020 | 01:42
la etapa. // Efe

Carlos Sainz (Mini) dejó encaminada la consecución de su tercer Dakar al ganar ampliamente la décima etapa del Dakar, cuya última parte fue cancelada por las fuertes rachas de viento que impidieron el sobrevuelo de los helicópteros sobre la zona de competición.

Sainz, que partía con solo 24 segundos de diferencia sobre Nasser Al Attiyah (Toyota), sacó casi 18 minutos de ventaja al catarí y casi 12 sobre el francés Stéphane Peterhansel en apenas 223 kilómetros de etapa, el punto donde se canceló el resto del recorrido, que inicialmente era de 534 kilómetros cronometrados.

Así, el madrileño afrontará las dos últimas etapas del Dakar con una ventaja en la clasificación general de más de 18 minutos sobre sus dos principales perseguidores.

Tanto Peterhansel, ganador de la novena etapa, como Al Attiyah, que había finalizado segundo, fueron los dos primeros coches en salir en esta jornada, y en su labor de abrir pista y encontrar el rumbo correcto cometieron un error cuyo beneficiado directo fue Sainz, que salía justo detrás de ellos.

El piloto madrileño optó por no seguir las huellas de los otros dos y encontró el camino correcto para sacar una ventaja que puede ser absolutamente decisiva para el final del rally.

La cancelación de la segunda mitad de la etapa, donde todavía restaban 175 kilómetros por cronometrar, impidió que Al Attiyah y Peterhansel pudiesen recuperar terreno sobre el español.

Tampoco fue un buen día esta vez para el español Fernando Alonso (Toyota), que sufrió un vuelco al atravesar una duna en una zona de espectadores que se encontraba a un kilómetro de la salida de la etapa.

El automóvil de Alonso dio dos vueltas de campana y volvió a quedar sobre las cuatro ruedas, pero sufrió algunos daños como la pérdida del parabrisas, lo que obligó al campeón de Fórmula 1 a detenerse durante más de una hora.

Aunque parecía que iba a esperar al camión de asistencia para hacer algunas reparaciones, el asturiano reanudó la marcha con el objetivo de completar el tramo hasta el punto donde se ha cancelado la etapa.

Alonso se había metido el martes entre los diez primeros de la clasificación general tras cuatro jornadas donde había encadenado una dinámica de terminar las etapas dentro del "top 10", incluido el segundo puesto de la octava etapa.

El percance sufrido por el ovetense cobra aún mayor importancia al tratarse esta de la etapa maratón, donde los competidores no pueden disponer de sus mecánicos como habitualmente hacen para reparar las unidades y debe ser la misma tripulación la que arregle cualquier avería.

Esta jornada se desarrolló entre el enclave petrolero de Haradh y Shubaytah, una base militar situada cerca de la frontera de Arabia Saudí con los Emiratos Árabes Unidos, en medio del "Cuarto Vacío", un extenso desierto de 650.000 kilómetros cuadrados prácticamente deshabitado.

Carlos Sainz (Mini) pidió "prudencia" a pesar de su amplio liderato en la clasificación del Rally Dakar, reafirmado con el triunfo en la décima etapa, ya que "todavía mucha carrera" y además "cada día cambia de un lado para otro".

"Ha sido una etapa buena para mí. Una etapa complicada, con un poco de tormenta de arena. La visibilidad no era muy buena, pero conseguimos ir más o menos a buen ritmo, excepto un sitio en el que tuvimos una caída de seis metros bastante de pico y dañamos un poco el coche", explicó Sainz.

Además, el madrileño reconoció que tuvieron que superar "un 'waypoint' un poco complicado". "Tuvimos suerte, lo encontramos bien y ha salido bien todo. Prudencia porque queda todavía mucha carrera y ya vemos que cada día cambia de un lado para otro", pidió.

Por otro lado, en motos Joan Barreda (Honda) firmó su primera victoria de etapa en este Dakar y la vigésimo cuarta de su carrera, un triunfo que le había resistido en los tres últimos días, donde había finalizado siempre entre los tres primeros.

El de Torreblanca (Castellón) ha ido de menos más en este Dakar tras mejorar de un fuerte golpe en las costillas sufrido en la primera semana y anunció que apretará por llegar a los últimos kilómetros del rally con opciones de ganarlo, de momento lejanas al estar tercero en la general, a 27 minutos del líder Ricky Brabec (Honda).

En quads, el chileno Ignacio Casale cometió el primer error grave en todo el rally y vio reducida su ventaja como líder de la clasificación a 16 minutos sobre el francés Simon Vitse, mientras que en los UTV (buggys ligeros) su compatriota Francisco 'Chaleco' López también tuvo un día torcido y ahora está a más de una hora del líder.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook