El británico Andy Murray no participará en el próximo Abierto de Australia (20 enero-2 febrero) debido a una lesión en la ingle, anunció ayer su representante Matt Gentry. El ex número 1 del mundo de 32 años, actual 125º del mundo, se lesionó en la Copa Davis en Madrid a mediados de noviembre. Esa lesión "no se ha curado todo lo rápido que se esperaba", ha indicado Gentry.

"He trabajado muy duro para estar en un estado en el que pueda jugar al más alto nivel, y estoy decepcionado por no poder jugar en Australia en enero", ha afirmado Murray. "Desgraciadamente, esta lesión es más complicada de lo que pensábamos y como medida de precaución debo remediarlo antes de regresar a las pistas", ha precisado.