El Iberconsa Amfiv afronta esta tarde un encuentro clave para definir su futuro. Un triunfo en la cancha del colista, el recién ascendido FDI Las Rozas, permitiría a los vigueses, con más de media liga aún por delante, dejar más que encaminada su continuidad una campaña más en la máxima categoría. Porque ganar a los madrileños supondría abrir ya una brecha de tres victorias respecto a la última plaza, en una temporada en la que sólo el último clasificado podría descender.

Y ese importante triunfo traería, además, el premio de sellar ya el billete para la Copa del Rey en caso de que el Fundación Vital Zuzenak no diese la sorpresa en el derbi vasco ante el Bidaideak Bilbao BSR. En caso contrario, los vigueses tendrían que esperar a ver qué sucede en las dos últimas jornadas de la primera vuelta ante Mideba y Bidaideak para saber si consiguen finalizar el primer tramo liguero entre los ocho primeros y, por tanto, se clasifican una campaña más para el torneo del K.O.

Sin embargo, para este trascendental choque César Iglesias no podrá disponer de una de sus piezas más preciadas, la australiana Shelley Cronau. La mala fortuna ha provocado que la internacional "aussie" se pierda este compromiso por las citas de su combinado nacional. "Se encuentra con la selección australiana en Pattaya (Tailandia) para disputar el Campeonato de Asia Oceanía, clasificatorio para los Juegos de Tokyo 2020", explica el técnico del Amfiv, quien puntualiza que "no ha sido fácil entrenar estos días con siete jugadores y preparar debidamente el encuentro ante el FDI Las Rozas".

La última derrota de los vigueses en la cancha del Rincón Fertilidad Amivel, un rival directo por escalar posiciones en la tabla, dolió por la forma de producirse, en un encuentro en el que dio la sensación de que con muy poco más el Amfiv hubiera logrado una importante victoria. Pese a todo, César Iglesias y sus pupilos apuestan por pasar página y aprender de los errores. "Tenemos que volver a nuestra intensidad defensiva si queremos competir a buen nivel", analiza.

Respecto a los madrileños, César Iglesias huye de cualquier posible exceso de relajación. "Jugamos contra el colista pero se trata de un equipo que cada semana compite mejor, como demostró la pasada jornada en Valladolid ante el Fundación Grupo Norte, al que puso en bastantes apuros para acabar cediendo por 55-48", advierte.