Quinta edición de la Gala del Remo Galego Concello de Marín, de la mano de la Semana Abanca, que contó con la organización de la Federación Gallega de Remo y el Club Marítimo de Vigo.

El acto fue inaugurado por el secretario general de la Semana Abanca, Manuel Pedro Seoane, que dio la palabra a Manuel Seijas, presidente de la Federación Gallega, siendo José Ramón Lete Lasa, el secretario general para el Deporte de la Xunta, el que cerraba el turno de intervenciones. A partir de este momento el olímpico Franco Cobas fue el conductor del acto, que contó con la presencia de María Ramallo, alcaldesa de Marín.

El Club de Remo Vigo, club de reciente creación, recogía el primer galardón como mejor club alevín femenino, al que se sumarían otros dos: mejor club absoluto masculino y femenino. Tras ellos las representantes de la Deputación de Pontevedra entregaban los galardones primero al Club de Remo Tui y después al Club de Remo do Miño.

A partir de aquí se sucedieron quince galardones, destinados a los clubes más distinguidos en las categorías infantil, cadete, juvenil y absoluto; y además a los mejores bateles, yolas, traineriñas y traineras, tanto a nivel masculino como femenino. Los clubes galardonados fueron Perillo, Ribadeo, Olímpico Mandeo de Bergondo, Miño, Riveira, La Puebla, Samertolameu, Mecos do Grove, Ares, San Felipe-Ferrol y Remo Vigo.

En el capítulo de remo adaptado el galardón fue para A Robaleira de A Guarda, siendo distinguidos Senén Martins como mejor árbitro; Rafael Ernesto Gómez, mejor técnico, recayendo la mención a la promesa del remo gallego en el noiense Caetano Horta. Mención especial por su trabajo al coruñés José Manuel Saborido y como colofón el premio a la trayectoria internacional para el moañés Rodrigo Conde, del Club de Remo do Miño, por su clasificación para Tokio 2020.