11 de noviembre de 2019
11.11.2019
fútbol - Segunda División B

Atrapados en Melilla

Los jugadores del Coruxo, después de que se suspendiese su partido, esperan poder regresar hoy a Vigo

11.11.2019 | 03:11
Los jugadores del Coruxo pasan el tiempo en el hotel en el que están alojados. // FDV

El Coruxo vivió este fin de semana una odisea en su primer desplazamiento a Melilla. El viaje comenzaba el sábado en el aeropuerto de Peinador a las 6.35 de la mañana, llegando al aeropuerto de Melilla a las 13,05 horas. Por la tarde el equipo realizaba una suave sesión de entrenamiento y velaba armas ante el partido de ayer. Las alarmas saltaron en la mañana del domingo, cuando al despertar vieron que había un viento muy fuerte que ponía en peligro la celebración del encuentro. La expedición viguesa se desplazó al municipal Álvarez Claro, en donde se gestó la cancelación del encuentro. El colegiado del encuentro, el andaluz Morales Moreno, escribió en el acta que "una hora antes del comienzo del partido, se persona en mi vestuario D. Alfonso Gómez Martínez, identificándose como director General de Deportes de la Comunidad Autónoma de Melilla, siendo el responsable de las instalaciones. Comunicándonos la imposibilidad de la apertura de las instalaciones y por tanto la no celebración del encuentro debido a las fuertes rachas de viento de hasta 80 km/h, que hacen imposible garantizar la seguridad de los participantes del encuentro y la de los espectadores. Tras ser preguntado por la posibilidad de disputar el encuentro en las próximas 24 horas nos comunica que el parte meteorológico de la Ciudad indica que las fuertes rachas de viento se prolongaran o aumentarán en los próximos días, no siendo viable dicha propuesta. Debido a lo argumentado con anterioridad y en consenso con ambos clubes, decreto la suspensión del encuentro habiendo agotado todos los medios a nuestro alcance".



Cancelado el partido, el segundo objetivo era salir de Melilla, por lo que el equipo se desplazó al aeropuerto para ver cómo evolucionaban los acontecimientos. Las noticias no fueron buenas, pues a medida que pasaba el tiempo los vuelos se cancelaban, hasta que le llegó el turno al Melilla-Madrid que debían tomar los vigueses, y que también fue cancelado. Ante esa situación tocaba reorganizar el regreso, ya que la agencia de la Federación había bloqueado las habitaciones del hotel en previsión de este problema. En un principio no había otra alternativa que salir el martes por la tarde de Melilla lo que agravaba la situación, pero a última hora de ayer la Federación le encontró una solución y en un principio la expedición del Coruxo madrugará hoy para desplazarse hasta Granada y por la tarde tomarán un vuelo chárter que les debería dejar en Vigo dos horas después. Pero tal y como se ha puesto el fin de semana, cualquier cosa aún puede cambiar.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook