Fran Escribá convoca a Sergio Carreira y a Bermejo, del filial para el partido de mañana ante la Real Sociedad (Balaídos, 12 horas). En la lista no entra Rafinha por lesión y Pione, Costas y Juncà, por decisión técnica. Vuelven Araújo y el 'Toro' Fernández, ausentes en Vitoria por decisión técnica y por lesión, respectivamente. La lista completa la forman: Sergio Álvarez, Hugo Mallo, Araujo, Okay, Denis Suárez, Fran Beltrán, Iago Aspas, Rubén Blanco, Lobotka, Olaza, Sáenz, Aidoo, Gabriel Fernández, Santi Mina, Brais Méndez, Pape Cheikh, Iván Villar, Bermejo y Sergio Carreira.

Juan Hernández, Kevin, Rafinha y Beauvue son baja por lesión. Pione Sisto, Costas y Juncà no entran en la lista de un Escribá que en la rueda de prensa posterior al entrenamiento en Balaídos apuntó la posibilidad de introducir "cambios" en el once. "Cuando algo no mejora, uno se plantea cambiar algunas cosas porque el inmovilismo no nos hace progresar. Si la autoexigencia no es grande, el rendimiento se resiente", comentó el técnico en referencia a la actitud de algunos jugadores en Vitoria, como Pione Sisto, que con una mala elección provocó el segundo tanto del Alavés. El danés es uno de los que se cae de la lista, al igual que David Costas, quien suplió a Mallo en el lateral derecho cuando el capitán se retiró por un problema en los isquiotibiales. Mallo se ha recuperado, pero Escribá recurrió al canterano Sergio Carreira, que podría debutar mañana con el primer equipo.

Sobre posibles cambios en el once con respecto al que cayó en Mendizorroza, Escribá apuntó: "Hemos trabajado un poco de todo. Vamos a hacer cambio de jugadores y otros mecanismos, con independencia del dibujo. Hemos trabajado para ser un equipo más agresivo", comentó el técnico después de resaltar que su equipo solo cometió cinco faltas en todo el partido ante el Alavés, que ganó el duelo con un juego más intenso y agresivo.

La Real Sociedad visita mañana Balaídos en un partido importante para los célticos, que ocupan las últimas posiciones. Los de Escribá son conscientes de que afrontan una cita complicada, pero el entrenador recuerda que el curso pasado le ganaron en Vigo. "La Real tiene una plantilla similar a la del año pasado, con incorporaciones muy interesantes. Es un equipo de los que está llamado a entrar en plazas europeas, con un potencial muy bueno. El año pasado le ganamos en Vigo en un buen partido. Si damos nuestro mejor nivel, estamos en condiciones de ganar. En general, hemos rendido mejor ante equipos que se consideran superiores. En teoría, mañana tendríamos que hacer un buen partido. Es un rival que si le dejas crecer tiene jugadores que se asocian bien y que son verticales".

Celta vs. Real Sociedad | Objetivo: Ganar, pero con buenas sensaciones

Escribá también abordó su situación, cuestionada por parte de la afición por los malos resultados, aunque el club le haya mostrado todo su respaldo. "No trabajo con ese nerviosismo, con esa duda [de su me van a destituir]. Nunca he trabajado con las consecuencias de un partido. Pienso que vamos a ganar. Si se da esa circunstancia [el cese] es parte de nuestra profesión. No pienso en ello sino en mi equipo y en lo mejor para el club. Me preocupa que el equipo gane. La afición sigue siendo muy cariñosa conmigo y yo siento ese cariño. Con los resultados malos siempre hay que poner en duda al entrenador, el entrenador siempre va a ser señalado y eso yo lo vivo con tranquilidad, es parte de la profesión. Quiero quedarme pero si por el camino se piensa que hay una solución mejor, me voy", añadió el entrenador del Celta.