Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol - Primera Nacional Femenino

¡Oh capitana, mi capitana!

Anita evita considerar al Valladares como favorito en el derbi y "Equis" cree que la cita puede marcar el despegue sardomista

El derbi de la pasada temporada, disputado en Segunda División. // Alba Villar

El derbi de la pasada temporada, disputado en Segunda División. // Alba Villar

"Son solo tres puntos, pero no es lo mismo si lo ganas que si lo pierdes". Xeila Márquez (Vigo, 1989), "Equis", capitana del Sárdoma CF, no se esconde y tampoco necesita frases grandilocuentes para definir el derbi vigués ante el Valladares este domingo (A Gándara, 12:15). "Quiero estar arriba y este partido va a marcar un poquito si vamos a subir posiciones". Aviso de la centrocampista para el resto de sus compañeras, advertencia de una futbolista llegada al club en 2016 y que cumple su cuarta campaña en As Relfas.

"Es verdad que estamos haciendo buen inicio, pero no nos vemos como favoritas". Lo dice Ana Iglesias (Vigo, 1999), capitana del Valladares, formación en racha (tres triunfos consecutivos) y cuarta clasificada, con cinco puntos de ventaja sobre su rival ciudadano.

El razonamiento de Anita, segunda goleadora de las de Gabi Couñago la pasada campaña, no es baladí: tres veces se vieron las caras en el ejercicio 18/19 y en todas ellas la victoria, con goles de ambos equipos, se resolvió por la mínima, con reparto de triunfos en competición liguera y eliminación sardomista en choque copero.

La delantera blanquiazul llega al duelo entre parroquias "al cien por cien; estaba un poco cargada atrás", dice, pero Couñago la reservó en el último partido. Sabedora de que el Valladares es casi un recién llegado a las ligas nacionales, recuerda que "el Sárdoma lleva muchos años en Nacional, tiene más experiencia en la categoría, y va a ser un partido muy disputado. Vamos a necesitar un buen trabajo de todas para hacer un buen partido y que los tres puntos se queden en casa".

De hecho, descarta que la diferencia de puntos (pase lo que pase, el Sárdoma seguirá por detrás) marque un status a día de hoy. "Sí que es verdad que llevamos una buena racha de resultados, pero va a ser un partido muy disputado. Por parte de ambos equipos vamos a estar a un nivel similar y creo que se va a resolver por detalles y por el conjunto que mejor trabaje y que más intensidad le ponga".

Su adversaria, disponible para este partido tras ser baja la semana anterior por encontrarse fuera de Vigo, reconoce la trascendencia del encuentro y, pese al flojo inicio de su equipo, con dos derrotas en el descuento, escapa de cualquier comparación con el arranque de la temporada anterior. "Ya pasó y se quedó ahí. Este año no estamos encajando y, contra el Dépor B, hicimos 85 minutos buenos y nos desconectamos al final, además de que el penalti que nos señalaron no se puede pitar nunca", sostiene.

Con cuatro puntos de doce, "Equis" confiesa que en Gijón "nos pudo la ansiedad porque queríamos ganar", y confía en sus compañeras y en el cuerpo técnico para recuperar protagonismo en el campeonato: "Somos un equipo muy unido a nivel cuerpo técnico y jugadoras y vamos todas a por lo mismo". De hecho, la junta directiva que preside Begoña Aldao ya reconoció la temporada 18/19 que el plantel, pese al desastre de año, no abandonó el barco en ningún momento.

La jugadora sardomista, que define positivamente a su técnico, Víctor González, como "un loco del fútbol que se informa todo el rato" (es su primera experiencia en competición femenina), tiene la receta para alcanzar la zona noble: "Lo más importante es no encajar goles, ser un equipo intenso y concentrado los noventa minutos; después los goles para ganar los partidos llegarán porque tenemos arriba gente con muchas cualidades".

¿Y la meta del Valladares? Anita es cauta a medias. Entre que sube y baja escaleras, vamos. "El nivel de los equipos está mucho más ajustado este año y ya no nos encontramos con equipos como Dépor u Oviedo, a los que era prácticamente imposible rascarles algún punto. Es cuestión de trabajar y mantener una línea continua porque así como ahora nos vemos arriba, en un par de jornadas podemos vernos en los puestos de abajo. Hay que seguir trabajando, creciendo como equipo y formándonos? y si podemos estar peleando ahí arriba, pues por qué no. Sería algo más bonito que estar en mitad de la tabla. Nos lo planteamos todas y esa posibilidad está ahí".

De hecho, sostiene su discurso apoyándose en su entrenador, Gabi Couñago. "Una frase que siempre nos dice Gabi es que el inicio de Liga marca después cómo van a ir las cosas. Nuestro objetivo es meternos en los puestos de arriba".

Además, lo que está garantizado es la alfombra sobre la que jugarán: el Concello ha cambiado este verano el agotado césped sintético por otro de última generación. "Es una gozada; antes era prácticamente cemento", dice Anita.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats