11 de octubre de 2019
11.10.2019
triatlón

En la meca de los superhombres

El tudense Iván Pereira aprovecha su luna de miel para competir en el Ironman de Kona

11.10.2019 | 01:11
// CEDIDA

"El pack completo". Así define Iván Pereira su viaje a Hawái. Aunque se casó el pasado 10 de agosto, pospuso su luna de miel hasta esta semana, donde el sábado participará en el Campeonato del Mundo de Ironman, en Kona, en la categoría de grupos de edad: "Es un sueño del que no me quiero despertar".

El tudense Rubén Pereira llegó el lunes a Hawái en un viaje que no solo es de placer. El triatleta ha retrasado su luna de miel (se casó el pasado mes de agosto) para hacer coincidir su viaje de novios con la disputa del Mundial de Ironman en Hawái, donde logró el billete para competir en la categoría de grupos de edad. "Es el pack perfecto", dice desde Kona, ciudad que albergará la prestigiosa cita.

Después de lograr su billete para Kona el pasado año en Malasia, Pereira cree que llega "bien" a la cita, aunque no quiere dejarse llevar por la euforia. "Aquí puede pasar cualquier cosa, ya que el calor que hace es muy fuerte y si le sumamos el viento será una carrera de supervivencia", advierte.

"Tengo claro que tengo que salir a hacer mi carrera e intentar llegar lo más fresco posible al segmento de carrera a pie ya que será donde se decida", analiza. "Pero la verdad es que el premio ya es estar aquí. Voy a tratar de disfrutar y a dar todo lo que tengo", afirma el tudense, pupilo del triatleta Gustavo Rodríguez, que este año intentó, sin éxito, lograr su clasificación para la cita en la categoría profesional.

El año pasado, la presencia de Javier Gómez Noya en la línea de salida hizo que todos los focos se fijaran en la prueba. Allí se dio una circunstancia histórica, con otro gallego, el incombustible Iván Raña, en la prueba más prestigiosa del mundo de la modalidad. Esta vez Noya está volcado en su clasificación para los Juegos de Tokio mientras que Raña no ha logrado el billete después de seis participaciones consecutivas. Sí estarán este año Jan Frodeno, Patrick Lange, Cameron Wurf Pereira, el debutante Alistair Brownlee, Sebastian Kienle o Lionel Sanders, y también Iván Pereira, aunque no entre los profesionales, un privilegio que está dispuesto a aprovechar al máximo. "El sacrificio que he hecho por estar aquí fue muy grande y el premio es este; si sale bien, perfecto y si no, también", asegura: "Yo lo que quiero es llegar a meta", dice ante sus objetivos: "Este es un sueño del que no me quiero despertar", indica.

El ambiente que rodea los días previos a la cita le ha sorprendido gratamente también. "Es una pasada estar en Kona con todo lo que significa para mí y con los mejores del mundo".

Gustavo Rodríguez ha seguido guiando su preparación para llegar a Kona en las mejores condiciones. Estos días le daba los últimos consejos por teléfono. "Me dice que disfrute y que regule en la bici para poder correr lo mejor posible en la carrera a pie", desvela Pereira. "Tenemos claro los ritmos en bici y de carrera, ahora que salgan es otra cosa", bromea. Sueña con llegar a meta, disfrutar de la experiencia y poner un broche de oro a su luna de miel, un sueño al alcance de muy pocos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El fútbol, motor de la economía

En Galicia el fútbol generó un impacto equivalente al 1,14% del PIB autonómico, hasta los 675 millones de euros al año.