11 de octubre de 2019
11.10.2019
ocr (carrera de obstáculos)

Esteiro y Espasadín, de la Boot Camp al Mundial

Los gallegos, primera y cuarto en Vigo, compiten con los mejores en Londres

11.10.2019 | 01:11

Paula Esteiro y Damián Espasandín disputarán entre el 12 y 13 de octubre el Mundial OCR de carreras de obstáculos que se disputa en Londres. Para ambos será la tercera oportunidad de lograr algo grande a nivel internacional en este campeonato. Los dos acuden a esta cita tras haber participado en el Desafío Boot Camp de Vigo, donde Esteiro ganó y Espasadín fue cuarto.

Esteiro, natural de Camariñas y enfermera de profesión, se ganó su pase al Mundial de Londres al proclamarse este año campeona del mundo Farinato Race en Cuenca. La prueba conquense destacó por la dureza, con un desnivel acumulado de 1.300 metros positivos en la carrera de 20 kilómetros y de 2.600 en la de 42.

"El Campeonato del Mundo Farinato fue un reto porque es la única competición que hay en España en formato de medio maratón de obstáculos. Supuso un mayor reto porque aparte de los obstáculos habituales se sumaron kilómetros y suelen ser pruebas de dureza mayor por los recorridos", dijo Esteiro al ganar en Cuenca.

La persona con la que alimenta su pasión por las carreras de obstáculos es su pareja, Damián Espasandín, de Vimianzo, uno de los grandes deportistas españoles de esta modalidad que va a Londres con un discurso ambicioso. "Ya corrí en 2018 allí, además va a ser en el mismo sitio y recuerdo que se podía correr rápido. Conseguí quedar entre los diez primeros y ahora las aspiraciones son luchar por el podio. No digo quedar entre los tres primeros, porque ese no es el objetivo realista, pero sí estar cerca", confiesa.

En el Mundial de Londres, los participantes, llegados de más de cincuenta países, disponen de dos pruebas de competición. Una de 15 kilómetros y 76 obstáculos y otra de 3 kilómetros y 24 obstáculos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El fútbol, motor de la economía

En Galicia el fútbol generó un impacto equivalente al 1,14% del PIB autonómico, hasta los 675 millones de euros al año.