02 de octubre de 2019
02.10.2019
piragüismo - Mundial de slalom

Mezcla de sensaciones en el canal

Alegría a medias para Ainhoa Lameiro y Luis Fernández, que lograron dos medallas históricas para Galicia, pero que se quedaron con ganas de más en el plano individual

02.10.2019 | 01:36
Luis Fernández (izqda.) y Ainhoa Lameiro, durante el Mundial de La Seu d'Urgell. // RFEP

Los palistas Luis Fernández y Ainhoa Lameiro regresan del Mundial absoluto de slalom disputado en La Seu d'Urgell con una sensación agridulce. Ambos, que se convirtieron en esta cita en los dos primeros piragüistas en competir en un Mundial absoluto de la especialidad, lograron dos medallas históricas para Galicia, las dos en la modalidad de equipos (patrullas). En descenso también participó Manuel Freire.

"Acabo mi primer Mundial sénior con una mezcla de sensaciones", confiesa Lameiro. "Conseguimos quedar subcampeonas del mundo por equipos con Núria Vilarrubla y Klara Olazabal, pero en individual no conseguí hacerlo todo lo bien que quería", dice la salcedense, que apunta que la puerta para los Juegos de Tokio ya se ha cerrado para ella. "Esa opción ya estaba cerrada para mí incluso antes del Mundial. Los puntos para los Juegos tenía que hacerlos en tres Copas del Mundo y en este Mundial, pero yo solo competí en una Copa del Mundo por los problemas que tuve en un hombro, así que o ganaba medalla en este Mundial o nada", subraya. Así que ahora la palista, que lleva desde esta temporada concentrada con el equipo nacional absoluto, recargará pilas en casa antes de ponerse a trabajar para "ir a por todas" en el siguiente ciclo olímpico.

"Este Mundial era una toma de contacto para coger experiencia, pero me hubiera gustado haber competido mejor de lo que lo hice", recalca la palista del Penedo TeImporta. Solo espera que las medallas de plata logradas en la cita sirvan para conseguir "que en Galicia se haga un canal para que no tengamos que marcharnos fuera".

Por su parte, Luis Fernández hace un balance "positivo y a la vez amargo" de su debut en un Mundial absoluto. "Ha sido positivo por la medalla, una sorpresa, pero también un poco amargo porque a pesar de haberme clasificado décimo para la semifinal en la categoría individual luego no conseguí realizar una buena bajada", lamenta.

Para el integrante del Teixugos este Mundial era "una toma de contacto, una oportunidad de coger experiencia y disfrutar", además de ir dispuesto a "dar lo mejor".

Este año su preparación fue diferente a años anteriores. "Este año me quedé fuera del equipo nacional la primera parte de la temporada y conseguí la plaza en el Nacional", apunta. Así que se preparó en Galicia, uniéndose a las concentraciones que realizaba el Centro Galego de Tecnificación. Ya sin opciones de estar en los Juegos de Tokio (la plaza ya es para Ander Elosegui), seguirá trabajando duro pensando en los Juegos de 2024. El palista del Teixugos se seguirá entrenándo en Galicia y estará como externo en el CAR de León. Luis Fernández espera que estas dos primeras medallas de plata para Galicia sirvan para demostrar que a pesar de tener peores condiciones se pueden conseguir objetivos": "Hay muchos gallegos que lo están haciendo bien y creo que estamos empezando a ser una potencia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El fútbol, motor de la economía

En Galicia el fútbol generó un impacto equivalente al 1,14% del PIB autonómico, hasta los 675 millones de euros al año.