El Real Valladolid y el Granada empataron en el estadio José Zorrilla, tras un intenso partido, sobre todo en la primera mitad.

Aunque el entusiasmo de los vallisoletanos se tradujo en una clara iniciativa que tuvo recompensa en el minuto 12 con un gol de Toni Villa tras una buena jugada iniciada por Salisu y a pesar de que los continuos desbordes del propio Villa se convirtieron en una pesadilla para el Granada, el equipo visitante aumentó la presión y no permitió que el Real Valladolid encontrara la fluidez en el juego de la primera media hora, lo que bajó el ritmo del encuentro.

En una de las llegadas del Granada, Carlos Fernández conseguía rematar y, aunque el disparo no adquirió fuerza, resultó suficiente para que sobrepasara al meta del Real Valladolid dejando así el resultado en 1-1 al descanso que ya no se movió en la segunda parte.