Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Apeh resurge como goleador tras superar unos problemas cardiacos el curso pasado

Emmanuel Apeh llegó al Celta B el verano pasado, un año después de que el filial céltico se quedase sin una de sus figuras, Borja Iglesias, quien ejercería de goleador en el Zaragoza, en el Espanyol y ahora en el Betis. El futbolista de 22 años y de origen nigeriano procedía del Lorca y en la pretemporada con el primer equipo se convirtió en uno de los goleadores de los primeros amistosos con Mohamed en el banquillo. Tras superar unos problemas cardiacos que le mantuvieron unos tres meses de baja, Apeh vuelve a mostrarse como un futbolista con recorrido. Suma cuatro goles, lo que lo convierte en uno de los mejores artilleros de Segunda B. Con la camiseta del Celta suma ya 13 tantos en 29 partidos, un registro que no han podido superar otros delanteros reputados del filial celeste. Así, Borja Iglesias, por ejemplo, necesitó 35 partidos para anotar el mismo número de goles que Manolito (apelativo con el que se le conoce en A Madroa) Apeh. Jota Peleteiro, ahora en el Aston Villa, tuvo que jugar 42 partidos con el Celta B para sumar esos mismos tantos.

Ayer, Apeh marcó el primer tanto del partido al rematar un centro desde el córner de Iker Losada. El catoirense tuvo un fin de semana agitado. El viernes viajó con el primer equipo a Madrid y fue suplente en el Metropolitano. De ahí cogió otro avión para Ibiza, donde fue titular en el partido que arrancó ayer a las 11:30 horas.

Apeh cerró una gran actuación ayer con el cuarto tanto, tras arrancar en mitad de campo y ganar por velocidad a los defensas y sorprender al portero del Peña Deportiva con un tiro cruzado. "Happy to be back" ("feliz de volver"), escribió el nigeriano este verano al incorporarse al filial céltico.

Compartir el artículo

stats