Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

piragüismo

Lameiro domestica las aguas

La salcedense disputa en La Seu su primer Mundial con 19 años

Ainhoa Lameiro. // FDV

Ainhoa Lameiro. // FDV

Ainhoa Lameiro, joya exótica en el deporte gallego, especialista de slalom en el reino del piragüismo en línea, que no cambia sus aguas bravas por las tranquilas, añade otro hito. La salcedense, que mañana cumple 19 años, va a participar en su primer Campeonato del Mundo. Será también la primera con tal distinción en su club, el Penedo Te importa. "Seguro que virán moitos máis detrás. ¡Vamos, Ainhoa!", la animan los suyos.

Lameiro, que en mayo ya se convirtió en la primera internacional absoluta gallega de esta disciplina, navega con valentía de exploradora por esas aguas desconocidas. "Sobre todo voy a buscar experiencia y a hacerlo lo mejor posible", comenta de su estreno mundialista. "No estoy buscando un resultado, sino quedarme con buenas sensaciones". El año ha resultado pródigo en aventuras -también debutó en el Europeo-. "Quiero ponerle un broche de oro a esta gran temporada y tengo muchas ganas".

"Podré competir y ver a las chicas que desde pequeña han sido un ejemplo a seguir para mí", celebra con una humildad que no contiene su ambición. "Daré lo mejor de mí y a partir de ahí ya se verá. Si compito a mi nivel podré estar entre las mejores. Me gustaría entrar en el top 15", calcula.

Lameiro conoce bien el canal de La Seu. Abandonó el Centro Galego de Tecnificación, en Pontevedra, para ponerse a las órdenes de Jordi Domenjó en el equipo nacional, con sede en la localidad catalana. "Es un canal muy difícil y al entrenar aquí durante todo el año ya conozco los movimientos de agua mejor que mis rivales", admite.

La salcedense pudo soñar durante un tiempo con Tokio 2020. Una lesión se lo ha impedido al limitar su participación en la Copa del Mundo, que también puntuaba, a solo una de sus tres citas. Lo acepta: "Nuria Vilarrubla es además mayor que yo y tiene mucha más experiencia". Los Juegos la aguardan en otro meandro de su carrera.

Compartir el artículo

stats