14 de septiembre de 2019
14.09.2019
Primera División

Radoja atraviesa el túnel

Paco López convoca al serbio, que podría disputar su primer partido desde 2018

14.09.2019 | 01:41

El entrenador del Levante, Paco López, ha dado a conocer la lista de convocados para el partido ante el Real Madrid en el que la principal novedad es la presencia de Nemanja Radoja, última incorporación del club levantinista. Si finalmente salta al césped del Bernabéu, será el primer encuentro liguero que dispute desde el que jugó con el Celta en la clausura de la temporada 17-18, en Balaídos y precisamente ante el Levante, el club que lo ha rescatado y cobija.

Radoja acaricia ya el final de una situación extraña en el fútbol. Fichado por el Celta en 2014 del Vojvodina, pronto pasó de desconocido a emergente talento en la escuadra celeste. En las siguientes campañas, solo condicionado por alguna que otra lesión, acumularía 115 partidos. Pero las negociaciones para su renovación se enquistaron y Radoja rechazó todas las posibilidades de traspaso que el Celta le planteó en verano de 2018. Prefirió agotar su contrato e irse libre y el Celta lo penalizó condenándolo a la grada, posición que no varió siquiera pese al riesgo de descenso y las grietas de la medular. Mouriño argumentaba esta semana: "A veces hay que tomar decisiones que son complicadas. Si tienes un jugador que no muestra el mínimo interés por seguir en el club y tienes otro jugador, como Fran Beltrán, que ha hecho una puesta, ¿qué haces?".

"Se me ha hecho largo, pero es un periodo sobre el que prefiero no pensar mucho sino levantar la cabeza y continuar adelante", ha comentado por su parte Radoja en SuperDeporte. En Vigo siempre se elogió su comportamiento disciplinado durante el periodo de ostracismo. Explica: "No quería hacer ninguna tontería ni nada por el estilo, así que acepté todo lo que me dijeron y seguí entrenando como uno más".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El fútbol, motor de la economía

En Galicia el fútbol generó un impacto equivalente al 1,14% del PIB autonómico, hasta los 675 millones de euros al año.