05 de septiembre de 2019
05.09.2019
Esquí

Trágico final de Blanca Fernández Ochoa: investigan si falleció tras despeñarse

El cuerpo, hallado en La Peñota, tiene un golpe en la cabeza y la muerte fue hace al menos 7 días

05.09.2019 | 01:00
Agentes examinan el cadáver en el campo de fútbol de Cercedilla, al que se trasladó en helocóptero. // Efe

Los peores augurios se confirmaron a las doce y media del mediodía de ayer, cuando un sargento del equipo cinológico de la Guardia Civil fuera de servicio, acompañado de su perra "Xena" y de un amigo, encontró el cadáver de la deportista Blanca Fernández Ochoa, desaparecida el pasado día 24 de agosto, en Collado de Rey, en la sierra madrileña. La mujer, que presentaba un avanzado estado de descomposición, presentaba al parecer un fuerte un golpe en la cabeza, lo que hace pensar que pudo despeñarse. Otras fuentes desmintieron sin embargo que presentase traumatismo alguno. El cuerpo fue encontrado en una zona boscosa, a veinte pasos de la senda que sube al pico La Peñota, una montaña "que amaba", según indicaron sus allegados, rotos por el dolor.

Los equipos de búsqueda iban a centrarse en la tarde de ayer en esa zona de la sierra madrileña, después de que en la mañana de ayer un testigo afirmase que la había visto en Cercedilla la fecha de su desaparición, o un día después. Según indicó, la mujer, que iba con una bandolera, le indicó que haría una ruta en La Peñota. El hombre, que está siendo interrogado por la Guardia Civil, aseguró que Blanca Fernández Ochoa le dio un beso a la estatua que su hermano Paquito, el también campeón de esquí fallecido hace unos años, tiene en Cercedilla. Al parecer, antes de marcharse, se santiguó.

Según los integrantes del dispositivo, el cuerpo estaba en una zona de peñas, pero accesible, sin especial dificultad, a cierta distancia de un mirador. La cuestión es que el primer día de búsqueda pudo haberse hallado el cuerpo. Los equipos pasaron a unos 200 metros. Se ponía fin a tres días y medio de trabajo de un dispositivo sin precedentes, en el que participaron hasta 400 personas entre voluntarios, policías, guardias civiles, bomberos y agentes forestales, además de perros y de drones. Ayer se había comenzado a buscar en los pantanos de la zona. A media tarde, una vez que el juez de Collado Villalba completó el levantamiento del cadáver, los servicios de rescate evacuaron el cuerpo en helicóptero hasta el campo de fútbol del Cercedilla, desde donde fue trasladado al Anatómico Forense de Madrid. Será la autopsia la que determine la causa de la muerte de la exesquiadora, medalla de bronce en eslalon en los Juegos Olímpicos de Albertville 1992. Tras una carrera brillante, se retiró con 29 años.

La hija de Blanca Fernández Ochoa, Olivia Fresneda, recibió la noticia en Granada, donde estaba concentrada con la selección de rugby a siete. Le comunicaron el hallazgo a la jugadora tras el entrenamiento de su equipo, cuyas integrantes intentaron arropar a su compañera. Tenía previsto viajar desde Granada para reunirse con su familia en Madrid.

Blanca Fernández Ochoa, de 56 años, estaba pasando malos momentos y vivía protegida por sus hermanos. Sufría trastorno bipolar, había pasado por una abrupta separación y su situación económica era precaria. La enfermedad que sufre la sometía a fuertes cambios emocionales. Como un familiar suyo indicó estos días: "Ella es de picos y valles. Para caminar, que le encanta, y también emocionalmente, ojo".

El mundo del deporte se ha visto sacudido por el esta fallecimiento. "Nos inspiró a todas, perdemos un gran referente. Cuando ella estaba dejando el esquí, yo estaba empezando; pero todo son recuerdos buenos", dijo la secretaria de Estado para el Deporte, María José Rienda, cinco veces olímpica y siete veces mundialista. "Fue un honor repetir lo que ella logró. Es un día muy triste", comentó Regino Hernández, bronce en boardercross de snowboard en Pyongyang 2018. El patinador Javier Fernández, bronce también en la cita coreana, lamentó la pérdida de "una heroína" y "un modelo a seguir". Eduardo Roldán, de la Federación de Deportes de Invierno, señaló que "siempre recordará su alegría y su bravura esquiando". La consternación expresada por el Comité Olímpico Español fue compartida por medallistas y campeones de otros deportes como Pau Gasol, Carolina Marín, Saúl Craviotto, Mireia Belmonte, Ona Carbonell, Fernando Alonso, Carlos Sainz o Iker Casillas y las federaciones deportivas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El fútbol, motor de la economía

En Galicia el fútbol generó un impacto equivalente al 1,14% del PIB autonómico, hasta los 675 millones de euros al año.