Rafael Nadal afirmó estar "satisfecho" con el partido con el que se ha estrenado este año en el Abierto de EE.UU frente al australiano John Millman, que señaló ha sido "una victoria ante un rival que no era fácil".

"Creo que he hecho cosas bien en el partido y otras un poquito menos, pero no puedo no estar satisfecho con lo que he hecho hoy", dijo Nadal sobre su encuentro de primera ronda en el estadio Arthur Ashe de Flushing Meadows, en el que ha ganado por 6-3, 6-2, 6-2. "Estoy feliz. Fue un buen comienzo", aseveró. El tenista describió de "oponente peligroso" a Millman, que el año pasado eliminó a Federer en cuarta ronda y ocupa el puesto 60 de la ATP.

El mallorquín, actualmente número dos del mundo, también restó importancia a un percance durante el partido, en el que la juez de silla le llamó la atención por agotar el tiempo permitido para realizar el saque mientras el tenista esperaba a que el público se asentara para continuar el partido. "Creo que ella se ha equivocado y ya está, no hay que darle más vueltas", indicó. En ese sentido, Nadal admitió que los tenistas no están "acostumbrados a jugar con un nivel de ruido tan fuerte. Pero todos los años es lo mismo. Nos adaptamos. Esta es una de las cosas especiales que tiene este torneo y no hay que hacer de ello un problema, sino disfrutar de ello", zanjó. Nadal se enfrentará en segunda ronda con el también australiano Thanasi Kokkinakis, actualmente en el puesto 203 del ATP.