24 de agosto de 2019
24.08.2019

Teresa Portela hace historia: bronce en el Mundial y billete para Tokio

La gallega de 37 años, tras una mala salida, se quedó a una centésima de la plata en la final de K1 200 del Mundial

24.08.2019 | 11:54
Teresa Portela entra en el Olimpo. // RFEP

La leyenda de Teresa Portela es cada vez más grande. La canguesa logró en la pista de Szeged la clasificación para los que serán sus sextos Juegos Olímpicos y la medalla de bronce de la final de K1 200 del Mundial.

A sus 37 años, volvió a demostrar su impresionante capacidad para competir y rendir en los grandes momentos. Se le escapó la plata por menos que un suspiro. Finalizó a una sola centésima de la medalla de plata de la polaca Walczykiewicz y con el mismo tiempo que la danesa Jorgensen, que comparte la medalla de bronce con ella.



Pero el gran objetivo que perseguía en este Mundial era ser una de las cinco primeras clasificadas para asegurar la presencia de K1 200 español en los Juegos Olímpicos de Tokio y cumplió de forma escrupulosa. La Federación Española tendrá que decidir quién ocupa ese barco (tal vez haya algún selectivo) pero es evidente que el puesto será para Portela.



Teresa Portela hizo una mala salida. Se enganchó más de la cuenta y se vio obligada a una gran remontada. Apretó de lo lindo y mediada la prueba ya estaba a la altura de sus principales rivales aunque lejos de Lisa Carrington, que ofreció un nuevo recital para lograr el Mundial. El esfuerzo final de la gallega tuvo su premio con ese bronce final, que pudo ser algo más, y con la clasificación olímpica para Tokio. Una leyenda del deporte.



De esta manera, Teresa Portela, de 37 años, superará el próximo verano en Tokio a otras deportistas españolas de leyenda como Arantxa Sánchez Vicario (tenis), María Peláez (natación), María José Rienda (esquí) y Pilar Fernández (tiro). La dilatada carrera de Portela acaba de brindarle a la canguesa su decimoquinto metal en un Mundial.


Roi Rodríguez, octavo en K1 1000

El tomiñés Roi Rodríguez, la segunda baza de la delegación gallega en Szeged para este sábado, quedó en octavo lugar en la final de K1 1000 y se quedó fuera de los Juegos Olímpicos del próximo año. El piragüista del Kayak Tudense pagó en el tramo final de la manga las fuerzas que gastó en el inicio. Rodríguez hizo un arranque muy explosivo y le fallaron las fuerzas en los metros finales.

El tomiñés terminó la final con un tiempo de 3:42.22. La medalla de oro fue para el húngaro Balint Kopasz (3:36.07), la plata para el checo Josef Dostal (3:37.31) y el bronce para el portugués Fernando Pimenta (3:37.63).
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El fútbol, motor de la economía

En Galicia el fútbol generó un impacto equivalente al 1,14% del PIB autonómico, hasta los 675 millones de euros al año.