11 de agosto de 2019
11.08.2019
ciclismo - 81ª Volta a Portugal

La contrarreloj decidirá el triunfo final en Oporto

Joni Brandao y João Rodrigues empatan en lo alto de la general - Veloso partirá hoy con 40 segundos de desventaja

11.08.2019 | 03:03
Veloso tendrá que explotar su condición de destacado contrarrelojista. // FDV

La etapa llamada a ser decisiva en la 81ª Volta a Portugal no ha hecho más que alimentar los interrogantes respecto a quien se pondrá hoy el maillot amarillo en el podio de Oporto. Los 133 kilómetros con salida en Fafe y final en el santuario de Nossa Senhora de Graça finalizaron con el triunfo de Antonio Carvalho (W52-FC Porto) y con el empate a tiempo en la cima de la clasificación general.

Joni Brandao (Efapel) partirá hoy como líder en la crono individual entre Vilanova de Gaia y Porto, pero computando de partida el mismo tiempo en la general que el también portista João Rodrigues que ayer pudo arrebatarle el segundo que le alejaba del amarillo. Sin embargo el mejor tiempo en la prólogo del líder del Efapel le mantiene como portador de la camiseta amarilla, elemento que se utiliza cuando las diferencias se reducen a centésimas de segundo.

Más difíciles se le han puesto las cosas a Gustavo César Veloso. El vilagarciano volvió a ceder tiempo en las últimas rampas del puerto de primera categoría ante el demarraje de un Brandao que volvió a plantear la misma táctica desde que el corredor del W52-FC Porto se viese involucrado en la caída producida en la llegada a Bragança en la sexta etapa.

Ahora son 40 segundos los que separan a Veloso de la victoria en la Volta a Portugal. Una desventaja que le obliga a recortar algo más de dos segundos por cada uno de los 19 kilómetros que recorrerán por el corazón urbano de Oporto. Si bien una de las ventajas que el vilagarciano tiene sobre Rodrigues y Brandao es precisamente su cualidad de mejor contrarrelojista.

Una escapada volvió a marcar el desarrollo de la jornada. Entre los once corredores que iniciaron la huida en el kilómetro diez ya se encontraba Antonio Carvalho, a la postre vencedor de la etapa, y mejor clasificado en la general. El equipo Efapel tomó la responsabilidad de tirar del pelotón durante prácticamente toda la carrera ante la seria amenaza de perder el liderato.

Esa dinámica fue la que se mantuvo hasta que a falta de ocho kilómetros empezaron las primeras rampas de la subida a Nossa Senhora da Graça. El pelotón ya vislumbraba a Luis Gomes y al propio Carvalho, únicos supervivientes de la fuga inicial, pero que se resistían a ser absorbidos. Fue a falta de cinco kilómetros cuando Carvalho se quedó solo.

La indecisión en el grupo perseguidor con Brandao, Rodrigues y Veloso, permitió al cabeza de carrera llegar a los dos últimos kilómetros con 19 segundos de ventaja. No sería hasta que restasen apenas 1.000 metros cuando el líder de la general probó sus fuerzas y la de sus rivales directos. Arrancó con potencia, pero Rodrigues le aguantó el pulso superándole incluso en los últimos metros para recortarle ese segundo de diferencia y empatarle en lo alto de la general, ambos ahora con 40:29.33.

A 40 segundos aparece en la tercera posición Gustavo César Veloso tras alcanzar la cima de ayer en la novena plaza a 24 segundos de su compañero Carvalho. Toda una incógnita la que se presenta por delante en la tarde de hoy con una crono que obligará a contener el aliento hasta el último momento. Un amarillo en juego en el que Gustavo César Veloso todavía no ha dicho su última palabra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El fútbol, motor de la economía

En Galicia el fútbol generó un impacto equivalente al 1,14% del PIB autonómico, hasta los 675 millones de euros al año.