Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

balonmano

Nace el Reconquista de Vigo

Un grupo de padres de jugadores, balonmanistas y empresarios pone en marcha un nuevo club en la ciudad ► El primer equipo trata de competir en Primera Nacional

Escudo del nuevo equipo de balonmano. // FDV

Escudo del nuevo equipo de balonmano. // FDV

El dúctil y arcoirisado tejido del balonmano vigués cuenta con un nuevo miembro. Inicia su actividad el Club Balonmano Reconquista de Vigo. La entidad, gestada por balonmanistas, padres de jugadores y miembros del mundo empresarial vigués, nace con cantera y primer equipo, que está pendiente de que se decida su categoría inicial. Es, en todo caso, un club con vocación de permanencia y crecimiento, a la vez que intención de integración armónica con los ya existentes.

El Reconquista supone la cristalización de un proyecto concebido en mayo por varios padres de canteranos del Octavio, que a su vez se dirigieron a otros, mientras la histórica entidad estudia aún si prosigue o cesa su actividad. La otra fuente inicial es el Galicia Social, que pretende centrar su actividad en el balonmano femenino. Reconquista y Galicia Social ya han entablado negociaciones sobre un convenio de negociación. Ambos se surtirán mutuamente de jugadores cuando estos concluyan su periplo por categorías mixtas.

El reputado economista José Armesto, miembro del gabinete técnico del Consello Económico e Social de la Xunta, es el presidente del Reconquista. Lo acompañan en la junta directiva José Rival como José Rial como vicepresidente; Pablo Torras como secretario; Arturo Rodríguez como vocal; Rubén Fernández como responsable del área económica y José Ángel Fernández "Cerillo" como mánager general. José R. Muñoz "Jota" será el director deportivo y en esta primera etapa también el entrenador del primer equipo.

El Reconquista está todavía en fase de captación de jugadores y diseño de su estructura. Saldrá la próxima temporada con seis equipos: benjamín, alevín (categorías mixtas), infantil, cadete, juvenil y sénior (masculinos), con doce entrenadores en total, seis delegados y entre 50 y 60 jugadores, de los que ya han enrolado alrededor de 40.

En lo que respecta al primer equipo, el Reconquista ha acordado la cesión de los derechos del Camariñas para competir en Primera Nacional. La Federación Española lo ha rechazado en primera instancia, alegando que el Reconquista no cumple el requisito de haber competido en Primera Autonómica en alguno de los tres años anteriores. El reglamento, no obstante, también contempla que la comisión delegada pueda aceptar excepciones. La directiva del Reconquista apura sus opciones de debuta en Primera Nacional. Pero la formación del equipo ya se ha iniciado y seguirá adelante aunque deban salir en Autonómica.

El proyecto también ha sido presentado al Concello y está pendiente, como los demás clubes vigueses, de que se le adjudique cancha para la próxima temporada. Los dirigentes insisten en la seriedad, consistencia y vocación de continuidad del club, a la vez que emiten mensajes de concordia hacia todas las entidades que han convertido la cantera gallega en una de las más prolíficas.

Compartir el artículo

stats