24 de julio de 2019
24.07.2019
ciclismo - Tour de Francia

Ewan, el sol más brillante en Nimes

Segunda victoria del esprinter en una jornada en la que ha irrumpido el elevado calor

24.07.2019 | 00:42
Caleb Ewan celebra su victoria en la llegada masiva. // Yorick Jansens

En una etapa marcada por el calor, superior a los 37 grados, y por la retirada del danés Jakob Fuglsang, el australiano Caleb Ewan (Lotto Soudal) remató en la romana y taurina Nimes una faena de lujo que le dio el doblete en la presente edición, el primero en repetir visita al podio como vencedor de etapa.

Un triunfo atómico del "Cohete de Bolsillo", de 25 años, explosivo en un esprint muy disputado en el que ganó la partida al italiano Elia Viviani y al holandés Dylan Groenewegen, con Sagan en cuarta posición. Una victoria, como la primera en Toulouse, lograda tras la jornada de descanso en Albi. Desenlace previsto a una media de 44.78 kms/hora.

Un día de los llamados de transición, pero de los que castigan el cuerpo, donde los favoritos tratan de salvar el pellejo sin incidentes. No lo lograron todos. Una caída a 27 kilómetros de meta mandó a casa al Fuglsang, otro accidente golpeó a Geraint Thomas, con susto pero sin consecuencias y una postrera afectó a Nairo Quintana. que llegó descolgado del pelotón.

El horno en el que se convirtió "La Vuelta a Nimes" de la decimosexta etapa con recorrido de 177 kilómetros, castigó los cuerpos a un pelotón que marcha hacia los Alpes con todo por resolver.

En Francia se habla de récords de temperatura que asustan. Ajenos al calor se hizo la escapada con Ourselin, Wisniowski, y Lars Bak, Rossetto, habituado al "calor de la Vuelta por Andalucía" y Gougeard,

Se iniciaba el juego habitual del ratón y el gato, con un pelotón que ofrecía imágenes de supervivencia. El agua fue protagonista. Landa dijo haber bebido unos 15 bidones en la etapa. El equipo español preparó 400 botellas para la jornada.

En un vídeo difundido por Movistar, el ciclista alavés aparecía como "masajista" de Nairo Quintana. Buen "rollito" en el bus, aunque a veces haya habido "sus más y sus menos", sobre todo en carretera. "Hay buena convivencia, el vídeo se ha hecho de cara al exterior, para calmar las criticas, espero que haya servido de algo", dijo Landa.

Alaphilippe se reconfortó poniéndose bolsas de hielo en el cuello, otros se echaban chorros de agua por los huecos del casco, a modo de ducha, y los espectadores echaban una mano arrojando agua a los corredores.

En marcha tranquila y escapada a tiro, Geraint Thomas se fue al suelo en una curva a derechas. El ganador del Tour 2018 cambió la bicicleta, pasó por la "consulta" del médico y volvió al pelotón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

El fútbol, motor de la economía

En Galicia el fútbol generó un impacto equivalente al 1,14% del PIB autonómico, hasta los 675 millones de euros al año.