Al australiano Caleb Ewan se le conoce como 'Pocket Rocket' (Cohete de bolsillo), pero su velocidad hace pensar que tiene dinamita en las piernas, como demostró para imponerse en duelo con Groenewegen en Toulouse. En 11 jornadas, 11 ganadores diferentes, y de 6 esprints 6 velocistas distintos. Quedaba la victoria de Ewan, y por fin el ultraligero con cuerpo de escalador, 1,65 metros y 61 kilos, se llevó su etapa, batiendo a Groenewegen por milímetros.

El trayecto de 167 kilómetros se ajustó a guión con la escapada del día, la persecución y los nervios por el viento en el último tramo. No faltó la caída, con Nairo Quintana y Richie Porte implicados, pero ambos llegaron enteros a meta. No tuvo la misma suerte el holandés Niki Terpstra, que acabó en el hospital.

Para los favoritos día sin cambios en la general. Después de los abanicos de Albi y la jornada de descanso hubo tregua, pensando en los Pirineos y en la crono de Pau, donde Ineos quiere dejar encarrilado el Tour y otros, como Mikel Landa y el francés Pinot anuncian que quemarán sus naves para recuperar tiempo e ilusiones.